sábado, 27 noviembre 2021 12:55

Enseñar idiomas de una forma dinámica con el material didáctico de Hélène Colinet

Los profesores pueden encontrar dificultades para lograr que lo que transmiten tenga un alto impacto y conseguir que sus alumnos les escuchen debido a que en la universidad aprenden múltiples teorías didácticas y pedagógicas, pero no se los instruye sobre cómo desarrollar una clase.

En el sector de las clases de idiomas, la formadora Hélène Colinet trabaja con la metodología TPRS-CI, para que los alumnos puedan retener mejor lo que se les enseña en clase. El material didáctico que ofrece esta especialista apunta a que el aprendizaje y las interacciones en el aula sucedan de forma natural.

La metodología TPRS-CI

La sigla TPRS significa Teaching Proficiency through Reading and Storytelling, que en español se podría traducir como la habilidad para enseñar a través de la lectura y la narración. Se trata de un método desarrollado en Estados Unidos por un profesor que se basaba en la investigación científica. Hélène Colinet le añadió distintos componentes que apuntan a mejorar las clases de idiomas y acaban conformando el TPRS-CI.

Esta forma de enseñar no es cerrada, sino que aporta principios que se pueden adaptar a distintos contextos, personalidades y alumnos. Es relevante destacar que el método se puede aplicar a diversas clases de idiomas, por lo que todas las lenguas pueden ser incluidas. Sus principales apoyos están en la neurociencia, la neuroeducación y los principios de adquisición de idiomas. Además, es útil para todas las edades.

Lo que busca el método TPRS-CI es utilizar, a favor de la enseñanza, lo que ocurre en el cerebro de los alumnos cuando se adquiere una nueva lengua. Hélène Colinet lo define como una filosofía y una innovadora mentalidad que les permite a los profesores desarrollar clases de forma útil y atractiva. De esta manera, los alumnos no olvidan lo que aprenden una vez terminan de completar los exámenes.

Mejorar la experiencia de la clase e incrementar el rendimiento

Los principios en los que se basa el método TPRS-CI no se enseñan en las universidades y logran una serie de interacciones en el aula que resultan más naturales. Mediante su desarrollo, el TPRS-CI evita que los profesores inviertan horas en la preparación de presentaciones de PowerPoint, material didáctico o juegos para sus clases de idiomas.

También mejora el rendimiento de los alumnos que pueden sufrir vergüenza a la hora de hablar o el de aquellos que tardan mucho en encontrar las palabras adecuadas para expresarse. En síntesis, el método TPRS-CI, sobre el que Hélène Colinet brinda cursos de forma tanto presencial como online, mejora la experiencia de la clase para los profesores y para los alumnos. En su página web, la profesional brinda más información acerca de las formaciones que ofrece.