jueves, 9 diciembre 2021 07:24

Llop asegura que el Gobierno «respeta» pero «no comparte» el fallo del TC

el corte ingles

La ministra de Justicia, Pilar Llop, ha asegurado este miércoles que el Gobierno «respeta» pero «no comparte» el fallo del Tribunal Constitucional por el que se ha decretado inconstitucional varios preceptos del decreto del segundo estado de alarma.

Es la segunda vez que Llop se pronuncia sobre una resolución del órgano de garantías. El pasado julio la titular de Justicia utilizó la misma forma para referirse al fallo del tribunal sobre el decreto del primer estado de alarma, que también fue declarado inconstitucional en varios de sus preceptos.

«El Gobierno respeta, el Gobierno acata, pero el Gobierno no comparte la resolución del Tribunal Constitucional», ha dicho la ministra en declaraciones a la prensa para luego insistir en que el Ejecutivo puede «discrepar respetuosamente» del fallo emitido este miércoles.

Llop ha defendido que el Gobierno de Pedro Sánchez «actuó en base a la necesidad» y a las circunstancias que se daban en aquel momento». Y ha insistido en que «lo hizo, además, acatando los parámetros constitucionales».

En el marco de su comparecencia, la ministra ha destacado la «importancia» de la cogobernanza y del diálogo territorial entre las distintas administraciones, consejerías y presidencias autonómicas. A su juicio, ello ha sido la «clave de éxito» para «combatir eficazmente» la crisis sanitaria.

«Es evidente que el Gobierno actuó en todo momento, así como también las autoridades de las administraciones territoriales, para salvar la vida y para salvar la salud de los ciudadanos y las ciudadanas», ha dicho.

En este sentido, ha remarcado que las autonomías actuaron «siempre bajo el paraguas legal que les ofreció el estado de alarma para así poder actuar sobre los focos de la pandemia».

La ministra ha indicado que, aunque aún falta que se dé a conocer la totalidad de la sentencia del Constitucional, «parece que tendrá unos efectos similares» a la resolución sobre el decreto del primer estado de alarma en cuanto a las sanciones.