sábado, 4 diciembre 2021 18:26

Más Madrid eliminó de su web el código ético para poder hacer las listas de Mónica García

Hay un documento de obligado cumplimiento ético para los miembros de una formación política. Se trata del código ético y resume los principios que deben cumplir los políticos que forman los partidos. Normalmente, en un ejercicio de transparencia, este documento se hace público en la página web del partido pero hay alguna formación que ha borrado dicho código ético. Este es el caso de Más Madrid que ha decidido eliminar dicho código de conducta de su página web imposibilitando así a la ciudadanía el poder consultar el documento de forma transparente a través de Internet.

La página web de Más Madrid alberga varios apartados en los que aparece colgado el programa, la actualidad del grupo, una presentación de quiénes son, un enlace para unirte al partido y una pestaña de contacto. Ni rastro del código ético que antes si estaba publicado en el sitio web del partido. Más Madrid retiró dicho documento hace unos meses imposibilitando a los usuarios acceder desde Internet a dicho código de conducta que deben cumplir los miembros del partido.

Mientras que el resto de las formaciones cuelgan de forma pública el código ético en sus portales web, Más Madrid ha decidido retirarlo. El Partido Popular, el Partido Socialista, Podemos, Ciudadanos y Vox, entre otras formaciones, tienen dicho documento en una pestaña de su portal en Internet. De hecho, dicho código ético ha ido actualizándose y publicándose con las nuevas versiones en un ejercicio de transparencia con la ciudadanía. En el caso de Más Madrid, este documento es menos accesible y no se permite a los visitantes que pueda ser consultado en su página web.

Asimismo, tampoco Más País tiene publicado en su dominio de Internet el código ético del partido. La división nacional de Más Madrid tampoco ha decidido dar accesibilidad a la ciudadanía de este documento que deben cumplir los miembros del partido. De hecho, el líder de Más País, Iñigo Errejón, ha incumplido en reiteradas ocasiones el código de conducta del partido al continuar en la formación a pesar de estar siendo investigado por la Justicia, algo que no se permite según el código ético de la formación.

tampoco Más País tiene publicado en su dominio de Internet el código ético del partido

Pero no solo Iñigo Errejón ha contravenido este código de responsabilidad y es que ha habido otras formaciones que han ido adaptando este documento a las circunstancias de sus miembros. Podemos cambió su código ético para que Isa Serra no dimitiera de sus cargos orgánicos. La formación morada incluyó una «matización» en su código de conducta en la que permite a los condenados no renunciar a sus puestos si se da un contexto de «acoso judicial con intenciones políticas», aludiendo así al caso de Isa Serra.

LOS ESTATUTOS SE HAN CAMBIADO CINCO VECES EN UN AÑO

Pero el código ético, que podría incomodar a algunos miembros de las listas de Más Madrid, no es el único documento que no acaba de convencer para su publicación a los de Rita Maestre. Según fuentes cercanas al partido ecologista, los estatutos de Más Madrid han cambiado, nada más y nada menos, que cinco veces en un año. Los estatutos se han ido modificando solapándose unos a otros sin continuar una línea común a seguir.

mas madrid

Estos documentos recogen las directrices que deben cumplir los miembros de un partido político. Divididos en capítulos, recogen las líneas generales que debe seguir una formación. En el caso de Más Madrid estos recogen la misión, la visión y los valores del partido así como las líneas de futuro sobre las que se sientan las bases de la acción política. Asimismo, los estatutos de Más Madrid recogen la organización del partido en la que se establecen los derechos de las personas afiliadas así como la composición de los grupos, entre otros asuntos.

Los estatutos son un documento de vital importancia para las formaciones políticas ya que sientan las bases de organización del partido. Es por ello que llama la atención que en Más Madrid los hayan modificado en cinco ocasiones en tan solo un año provocando la confusión entre los miembros de un partido que vive sus horas más bajas tras la ruptura interna del grupo municipal en el Ayuntamiento de Madrid.