lunes, 6 diciembre 2021 06:28

Ence completa la auditoría de verificación Sure en 2 plantas de generación de energía renovable

Ence ha completado el proceso de auditoría del esquema de verificación Sure en las plantas de generación de energía renovable con biomasa de Villanueva del Arzobispo (Jaén) y Villarta de San Juan (Ciudad Real), que garantiza la sostenibilidad de la biomasa consumida en sus instalaciones, principalmente orujillo, restos derivados del tratamiento de la aceituna para la extracción del aceite, según ha anunciado la compañía.

Los certificadores han felicitado a Ence por la intensa y pormenorizada labor de implantación iniciada por el equipo de Sostenibilidad de la compañía hace más de un año. Con la finalización del proceso de verificación de los requerimientos del estándar, estas dos plantas pasan a formar parte del grupo de instalaciones certificadas por el esquema Sure en Europa.

El pasado mes de julio, la planta de generación con biomasa de Ence en Mérida y la biofábrica de la compañía en Pontevedra se convirtieron en las dos instalaciones pioneras en Europa en obtener esta certificación, convirtiendo a Ence en la primera empresa del continente en iniciar el proceso de verificación de la sostenibilidad de su biomasa mediante este estándar.

Ceganor ha sido la entidad responsable de auditar el proceso, ya que cuenta con la autorización por el esquema Sure para realizar este servicio. El esquema de verificación Sure es una de las herramientas desarrolladas para asegurar el cumplimiento de las exigencias de la Directiva de Energías Renovables(UE) 2018/2001 (REDII), una normativa europea que establece diversos criterios que deben cumplir todas las biomasas empleadas en el sector de la bioenergía, enfocados a garantizar su sostenibilidad, un correcto balance de masas, la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y la eficiencia energética.

Ence ha considerado este hecho un paso más en el impulso a la certificación de toda la biomasa empleada en sus instalaciones, cuya finalización espera lograr al término del segundo semestre del año, cuando se hayan completado las auditorías en su biofábrica de Navia y en el resto de plantas de generación de energía renovable independientes con las que cuenta en Andalucía y Castilla-La Mancha.

En 2017, la compañía dio a conocer su Decálogo para la Sostenibilidad de la Biomasa como Combustible, una iniciativa precursora en la empresa española, puesta en marcha para garantizar una total sostenibilidad en la utilización de la biomasa y el cuidado del medio ambiente en su aprovechamiento como fuente de energía, apoyándose en los criterios establecidos por algunas de las más importantes organizaciones ambientales de Europa.

Cuenta con una capacidad de generación total de 266 MW en sus plantas independientes de energía, a los que se añaden 112 MW de sus biofábricas de celulosa. La biomasa es una fuente de energía renovable y gestionable, que cuenta con un gran potencial de desarrollo en España. Además, posee grandes ventajas medioambientales, de reducción de emisiones y de contribución a la transición hacia un modelo energético bajo en carbono.