domingo, 5 diciembre 2021 08:33

Las personas pueden mejorar el estado emocional con la ayuda de Brooklyn Fitboxing

El fitboxing es una nueva disciplina deportiva que combina el boxeo con los ejercicios funcionales tipo HIIT, muay thai y kick boxing, pero sin contacto. Se trata de un ejercicio aeróbico que está diseñado para mantenerse en forma y que ha causado furor en los Estados Unidos, país donde surgió.

A partir de allí, su práctica se ha difundido por el mundo y Brooklyn Fitboxing ha sido la franquicia que más ha contribuido a esa proyección global generando una experiencia exclusiva. En España, se han abierto gimnasios localizados por toda Andalucía y se ha podido visitar el centro ubicado en El Perchel, Málaga, donde cientos de personas se han sumado para tonificar sus cuerpos y, a la vez, mejorar su estado emocional.

Brooklyn Fitboxing ayuda a mejorar el estado emocional

Realizar ejercicios físicos beneficia al estado emocional de las personas porque durante las prácticas se liberan endorfinas. Se trata de unas sustancias químicas que produce el cuerpo humano, cuya función es estimular las zonas del cerebro donde se generan sensaciones de bienestar. Las rutinas de Brooklyn Fitboxing están diseñadas particularmente para contribuir a su producción de forma natural.

De esta manera, las personas que participan en las sesiones reducen su estrés, se sienten mejor consigo mismas y aumentan su autoestima. Además, en cada sesión se trabaja la atención y la coordinación mental y psicomotriz.

Sumado a todo lo anterior se encuentran los beneficios físicos y estéticos. Las rutinas regulares de ejercicios que ejecutan los fitboxers les ayudan a perder peso de manera rápida y natural. Al tonificar los músculos, estas personas recuperan su fuerza y agilidad para asumir los retos cotidianos en sus tareas diarias.

Fitboxing: rutinas intensas de 47 minutos

Las rutinas de Brooklyn Fitboxing son sesiones de alta intensidad que se desarrollan durante 47 minutos seguidos, con pausas activas. Durante ese tiempo, se llevan a cabo todos los movimientos del boxeo sin contacto, combinados con ejercicios intensos que involucran zonas específicas del cuerpo. Todo esto se hace al ritmo de música especialmente seleccionada para elevar la motivación a su máximo nivel.

Cuando las personas se colocan los guantes y comienzan su sesión, sienten que las preocupaciones del exterior se desvanecen. Este efecto se logra porque se trabaja con grupos pequeños, dirigidos por entrenadores profesionales que ofrecen una orientación personalizada. No importa la condición física del fitboxer, el sistema permite adaptar los ejercicios a las condiciones particulares de cada uno.

La novedosa fórmula de Brooklyn Fitboxer ha ganado seguidores en todo el mundo y España no ha sido la excepción. En el centro de El Perchel, Málaga, se ha podido comprobar la increíble acogida gracias a que la gente puede apreciar una transformación en apenas ocho semanas.