domingo, 28 noviembre 2021 08:49

Las primeras 18 viviendas para las familias afectadas por el volcán se entregarán la próxima semana

El consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, ha anunciado que la próxima semana se entregarán las primeras 18 viviendas para las personas afectadas por la erupción del volcán de La Palma, de las que 13 estarán en Tazacorte y 5 en Fuencaliente, siendo adquiridas por un importe superior a los 1,1 millones de euros.

Así lo ha manifestado en comisión parlamentaria, en respuesta a sendas preguntas de los diputados Jorge González (PSOE) y Luz Reverón (PP) sobre las características del lote de cerca de 100 viviendas que será adquirido y ofrecido a las personas desalojadas y acerca de las medidas a corto plazo que se tiene previsto ejecutar para dar solución en materia de vivienda a la población afectada.

El consejero indicó que la próxima semana se prevé firmar las escrituras para la adquisición definitiva de las primeras viviendas y añadió que los informes sociales ya están realizados para que 18 familias puedan dejar los hoteles en los que están alojados y ocupar estos primeros inmuebles.

Sebastián Franquis agregó que a las 18 primeras viviendas ya compradas por Visocan se sumarán el próximo mes otras 46 en el municipio de Tazacorte y 29 más en Los Llanos. Además, se prevé instalar 30 viviendas modulares en un terreno que se ha comprometido a ceder el Ayuntamiento de El Paso.

Sebastián Franquis incidió en que el objetivo es comprar 200 viviendas de aquí a final de año pero advirtió se que se trata de un proceso que «no va a durar de la noche a la mañana» y que va a tardar «en torno a unos cinco meses». No obstante, calcula que antes de que termine el año estén todas las familias ubicadas en las viviendas que se van a comprar o en las prefabricadas.

El consejero apuntó que tras el realojamiento de las 160 familias que han perdido su vivienda, una cifra que se incrementará en las próximas semanas, comenzará el Plan de Reconstrucción, que podrá durar en torno a 3 o 4 años. Sebastián Franquis señaló que el objetivo es que los afectados puedan vivir lo más cerca posible del lugar donde se encontraban sus viviendas.

Para ello, añadió Franquis, las recalificaciones de suelo se tendrán que pactar con los ayuntamientos, y el Gobierno de Canarias ya se ha comprometido a agilizar los procesos legales para que esto se haga cuanto antes.