domingo, 28 noviembre 2021 10:10

Sánchez defiende que la mejor vía para frenar a la extrema derecha es el «optimismo» del progresismo

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha defendido este viernes que la mejor manera de hacer frente a la extrema derecha es ofreciendo «optimismo» a los ciudadanos y para ello ha defendido que quienes mejor están capacitados para hacerlo son los partidos progresistas.

Sánchez ha intervenido en Roma en la Global Progress Summit, organizada por el Partido Democrático junto con el secretario general de este partido italiano, Enrico Letta, y el previsible nuevo canciller en Alemania, Olaf Scholz.

El presidente del Gobierno ha sostenido que, pese al debate que las fuerzas progresistas han mantenido en las últimas dos o tres décadas, solo hay «una única vía, que es la de avanzar». Para ello, es necesario acometer reformas y fuerzas que pueden realizarlas los progresistas.

«Solo hay un camino, o avanzamos en derechos sociales, en una forma más justa de abordar la transición ecológica y la digital, y por supuesto en libertades, o retrocedemos», ha subrayado el presidente del Gobierno.

AUGE DE LA EXTREMA DERECHA

Desgraciadamente, ha añadido, en Europa «estamos viendo que los partidos de centro-derecha están defendiendo y comprando los discursos y el marco ideológico de la extrema derecha»: «Está ocurriendo en Italia y desgraciadamente en España pero eso también nos da una enorme oportunidad de explicar a la gente que el camino que estamos señalando es el camino para avanzar».

Preguntado expresamente sobre cómo se puede frenar a la extrema derecha, Sánchez ha defendido que lo primero que hace falta es «actitud» porque «al final los movimientos regresivos siempre incrementan su apoyo social cuando hay resignación, un estado de ánimo negativo y ningún horizonte».

Por ello, las fuerzas progresistas lo que tienen que hacer, ha sostenido, es «dibujar nuevos horizontes» y «no olvidar que gobernamos para la mayoría».

«En lugar de responsabilizar al otro o seguir su juego ideológico, creo que con la actitud del optimismo, construyendo puentes con distintos grupos y la sociedad civil es algo que nos brindará la diferencia política con estas narrativas que estamos viendo en toda Europa», ha aseverado.

CLARIDAD DE IDEAS

Esto pasa, ha afirmado el presidente del Gobierno, por hablar de derechos civiles, por «el positivismo y el optimismo», pero también con cumplir con lo que se promete. Los ciudadanos necesitan «recibir claridad de ideas y un mensaje político claro y un horizonte claro», ha incidido.

«Lo que la gente necesita de sus líderes políticos es visión, determinación, actitud y las capacidades para, en este mundo y sociedades complejos en los que vivimos, construir mayorías y hacer avanzar a nuestras sociedades», ha remachado.