martes, 30 noviembre 2021 06:08

El desvío de un vuelo Barcelona-Vigo a Asturias provoca malestar en el pasaje

el corte ingles

El vuelo VY1704 Barcelona-Vigo de la compañía Vueling, con más de 200 pasajeros a bordo, fue desviado este viernes hasta el aeropuerto de Asturias por, según ha explicado la empresa, «meteorología adversa»; algo que no ha convencido al pasaje, que se mostró muy molesto por la «nula información y atención».

El avión salió de Barcelona alrededor de las 19,30 horas y, para cuando se acercaba a Vigo, su destino, sobre las 20,55 horas, el «comandante y máxima autoridad del vuelo tomó la decisión del desvío por meteorología adversa en el aeropuerto», según ha explicado Vueling en redes sociales a los numerosos afectados que han volcado sus quejas por estos medios.

La compañía incluso subraya que las condiciones eran adversas en «todo el norte» y que «perjudicaban a los aeropuertos más cercanos a Vigo», dado que numerosos pasajeros cuestionaron la decisión al conocer que vuelos de otras compañías tomaron tierra con escasos minutos de diferencia.

«Se tomó la decisión operativa de desviar el vuelo a Oviedo, por seguridad de todos los pasajeros; la seguridad es lo más importante», incide la compañía en uno de sus tweets.

Con todo, lo que más ha encendido a los viajeros ha sido el trato ofrecido por la compañía una vez en la Comunidad asturiana, donde denuncian haber esperado más de tres horas, «en un aeropuerto cerrado», por los autobuses en los que debían volver a Galicia.

«No nos ofrecen nada de comer. Familias con niños, pasajeros con movilidad reducida, gente mayor… Todos esperando sin nada que llevarse a la boca horas y horas después», asegura uno de los afectados.

Los autobuses llegan tres horas después de aterrizar el vuelo en Oviedo y los pasajeros no llegarán a Vigo hasta las seis de la mañana de este sábado.

«Llegamos 8 horas más tarde de la hora prevista, tras una odisea en autobús, sin comida, sin agua, y sin ningún tipo de atención», ha censurado otro de los pasajeros. Dadas las circunstancias, algunos afectados han criticado que no se les haya ofrecido la opción de pasar la noche en un hotel.

A este respecto, la compañía se ha disculpado por el retraso de los autobuses, pero ha asegurado que «a los pasajeros que necesitaban asistencia, se les facilitó un taxi para que fueran con su acompañante hasta su destino final».