domingo, 28 noviembre 2021 19:37

Gamarra exige «responsabilidades» a Marlaska por el tercer grado del asesino de Lardero

La portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra, ha exigido «respuestas» y «responsabilidades» al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, para saber «por qué un asesino tenía un tercer grado cuando la propia Junta de Tratamiento lo denegó».

Además, ha trasladado «el compromiso de su partido de fortalecer el estado de derecho y el endurecimiento de ciertas penas que son absolutamente necesarias» en la Prisión Permanente Revisable.

Cuca Gamarra se ha referido así en Logroño a la situación del detenido el pasado jueves tras la muerte de un menor de 9 años en la localidad riojana de Lardero que ya contaba con varias condenas previas.

Tras recordar al pequeño y mostrar su solidaridad con la familia, Gamarra ha asegurado que es «obligación» de las instituciones «buscar respuestas a todas las preguntas que la sociedad se está haciendo» ante este suceso y a ellas debe responder «el ministro Marlaska».

«Esto debe hacerse desde la serenidad y desde la obligación» porque «hay que dar respuesta a una sociedad que está llorando mucho y tiene mucha rabia dentro». Así las cosas, ha reiterado, «el ministro Marlaska debe dar explicaciones y asumir responsabilidades».

Además, ahora comienza un debate que va a llevar el Senado sobre la Prisión Permanente Revisable. Para Cuca Gamarra, esa reforma del año 2015 «estamos plenamente convencidos de ella y no solo consideramos que no es inaplazable su derogación sino que es necesaria la existencia de la prisión permanente revisable».

Una Ley que «tiene el aval además de la constitucionalidad pero que responde a una demanda social y es inaplazable también su ampliación para otros delitos». «En esto vamos a seguir desde el PP, en delitos como el asesinato con la ocultación del cadáver o la agresión sexual con asesinato o con la reincidencia en el delito».

Por todo ello, ha sentenciado, «hoy quiero trasladar el compromiso de fortalecer el estado de derecho y el endurecimiento de ciertas penas que son absolutamente necesarias».