miércoles, 8 diciembre 2021 04:28

El Hospital 12 de Octubre implanta un programa para prevenir complicaciones en menores críticos

La Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos del Hospital 12 de Octubre (UCIP) ha implantado el programa MUEVE12 para prevenir las complicaciones que pueden aparecer en los niños en situación crítica tras la estancia en este tipo de unidades.

Según ha informado este sábado el hospital en un comunicado, la iniciativa está desarrollada en colaboración con el Servicio de Rehabilitación y gracias al apoyo de la Fundación SEUR, que hasta ahora ha conseguido ya «importantes resultados».

Hasta el momento y desde que se pusiera en marcha a primeros de año, MUEVE12 ha incorporado una media mensual de 30 pacientes críticos ingresados en la UCIP, en la mayoría de los casos niños con enfermedades graves o a los que se ha realizado una cirugía compleja, con estancias a veces muy prolongadas en la Unidad.

Sin embargo, siempre que su situación clínica lo permite, se prevé el inicio de rehabilitación temprana en el paciente, generalmente durante las primeras 72 horas de ingreso, lo que conlleva una mejoría significativa de su pronóstico.

EL PROYECTO MUEVE12

El programa ha supuesto la realización de alrededor de 265 sesiones mensuales hasta la fecha que incluyen fisioterapia por la mañana y por la tarde, junto a terapia ocupacional una vez al día y en algunos casos también logopedia. La duración aproximada de cada una de estas sesiones es de 20 minutos, adaptándose la actividad a la situación clínica individual de cada paciente.

Además, aquellos que lo precisan, continúan con su tratamiento una vez son dados de alta desde la UCIP a la planta de hospitalización y posteriormente de forma ambulatoria cuando vuelven a su domicilio. Así, esta movilización precoz permite a los niños recuperar su capacidad funcional más rápidamente, sobre todo a nivel muscular y respiratorio, lo que conlleva claros beneficios en su bienestar, acortando en muchos casos la duración de su recuperación.

El programa favorece además la participación de la familia en todo el proceso. Según la evidencia científica y la experiencia de las unidades de cuidados intensivos de adultos, se ha producido un aumento de la supervivencia de los pacientes ingresados en situación crítica, gracias a los avances en cuidados, técnicas y tratamientos.

De ahí la importancia de implantar un programa como MUEVE12 que está consiguiendo «importantes resultados» sobre la calidad de vida de estos pacientes al alta.