sábado, 27 noviembre 2021 09:19

El BID anuncia inversiones de más de 20.000 millones en financiación verde en los próximos 4 años

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) ha anunciado que destinará 24.000 millones de dólares (20.724 millones de euros) para financiamiento climático y verde durante los próximos cuatro años.

Los recursos se destinarán, además de a objetivos medioambientales, a partidas para la protección y restauración de los ecosistemas y su biodiversidad y la reducción de la contaminación, entre otras cuestiones.

El organismo multilateral ha indicado que todos sus préstamos y proyectos estarán completamente alineados con el acuerdo climático de París para 2023, una medida que ayudará a que los países de América Latina y el Caribe combatan el cambio climático y, al mismo tiempo, avancen en los pasos para ayudar a las poblaciones más vulnerables con una recuperación sostenible para todos.

El anuncio llega en momentos en que los líderes mundiales se reúnen en la COP26, la conferencia anual de la ONU sobre cambio climático, para buscar modos de desacelerar el calentamiento global y alcanzar los objetivos climáticos acordados en una cumbre anterior en París.

«Sabemos que, si priorizamos las inversiones inteligentes hoy, la piedra angular de nuestra lucha global contra el cambio climático puede reforzar mutuamente nuestros esfuerzos de recuperación ante la pandemia y podemos acelerar nuestra respuesta», ha destacado el presidente del BID, Mauricio Claver-Carone.

La institución ha reconocido el rol fundamental de la naturaleza sobre la mitigación climática, la resiliencia, las economías y los medios de vida. Por eso, entre 2015 y 2020, el organismo invirtió en 28 proyectos con componentes de soluciones basadas en la naturaleza, por un total de 815 millones de dólares (703 millones de euros).

Estos proyectos apalancaron 437 millones de dólares (377 millones de euros) adicionales en financiación de socios, alcanzando un total de aproximadamente 1.250 millones de dólares (1.079 millones de euros).

«Estamos ampliando los límites de nuestra financiación, mejorando nuestra estructura interna para priorizar la acción climática y aumentando nuestros compromisos y alianzas externas», ha añadido Claver-Carone.

El banco ha subrayado que combatir el cambio climático es «un pilar clave de la Visión 2025». Asimismo, ha indicado que la evaluación de la armonización del BID será clave para evitar actividades que puedan entorpecer la transición hacia emisiones netas cero.

Además de este esfuerzo de alineación, el BID se ha comprometido a evaluar los riesgos de desastres y riegos climáticos en el 100% de sus operaciones de riesgo moderado y alto para 2023.

El anuncio de hoy también se suma a los actuales esfuerzos del BID por integrar las consideraciones y financiación climáticas a las agendas y políticas de sus países miembros prestatarios. Para fines de 2021, al menos el 75% de los países miembros regionales del banco habrán presentado sus contribuciones determinadas a nivel nacional actualizadas, en muchos casos, con apoyo del BID.