sábado, 4 diciembre 2021 07:58

Rebelión Científica cortará una autovía para reclamar acción política acorde a la ciencia

el corte ingles

Una veintena de miembros de Rebelión Científica (Scientist Rebellion, SR) obstruirá el próximo sábado 6 de noviembre una autovía en Escocia (Reino Unido), donde se celebra la XXVI Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Cambio Climático de la ONU (COP26) para exigir a los líderes políticos una actuación contra el cambio climático que sea acorde a las recomendaciones científicas.

Los participantes en la acción de rebelión asumen que serán arrestados por las autoridades británicas. Entre ellos, figuran científicos «rebeldes» jubilados, académicos, estudiantes de doctorado llegados desde Reino Unido, España, Francia, Alemania y Suecia.

En su opinión, las 25 COP anteriores «han fracasado» y ya «no queda tiempo» por lo que en esta cumbre de Glasgow, los científicos llaman a «la desobediencia civil masiva», por lo que con esta acción quiere «predicar con el ejemplo».

En concreto, SR cree que «la comunidad científica tiene una responsabilidad especial de actuar, dado su conocimiento de la crisis climática y su privilegio».

En ese sentido, el cofundador de Scientist Rebellion, Mike Lynch-White, que participará en la acción por la que espera ser arrestado, ha destacado que los científicos tienen el deber no solo de decir que esto es una emergencia climática sino también de «actuar en consonancia y salir a las calles».

Por su parte, el profesor adjunto del Instituto Durrell de Conservación y Ecología, el doctor Charlie Gardner, también participará en la obstrucción de una autovía porque le preocupa que los científicos que digan que es una emergencia, pero que no actúan como tal, envíen el mensaje de que en realidad las cosas no están tan mal.

«Me preocupa que haya gente que piense que si las cosas estuvieran realmente tan mal, los científicos estarían fuera en las calles. Voy a ir a Glasgow para demostrar que, en realidad, lo están.», ha manifestado.

Por su parte, el también cofundador de SR, el doctor Tim Hewlett, considera que las 25 COP anteriores no han tenido un «impacto medible» en las emisiones de gases de efecto invernadero. De hecho, ha añadido que «aproximadamente la mitad» de estas emisiones se han liberado desde la COP1 celebrada en 1995.

Scientist Rebellion está participando con distintas interrupciones en la COP26 bajo el lema: «Revolución climática o lo perderemos todo». Así, insisten en que esta es una emergencia y no un momento para permitirse «mentiras y promesas» que no se cumplirán.

«Hacemos un llamamiento a la ciudadanía para que se una a nosotros en la resistencia civil no violenta. La comunidad científica ha documentado los impactos del cambio climático y advertido sobre sus terribles consecuencias. Los responsables de la toma de decisiones no han atendido nuestras apelaciones. Ahora nos vemos obligados a participar en la desobediencia civil no violenta, como el método más eficaz para forzar el cambio social más rápido que jamás hayamos conocido», concluye la organización en un comunicado.