sábado, 27 noviembre 2021 10:05

El Vaticano defiende la «centralidad del multilateralismo» en la lucha contra el clima

el corte ingles

El secretario de Estado, el cardenal Pietro Parolin, ha llegado a Glasgow (Reino Unido) donde se celebra la cumbre del clima (COP26) para afirmar «la centralidad del multilateralismo» y reivindicar compromisos «concretos» que implementen los acuerdos de París de 2015 para contener el cambio climático.

En una foto publicada por el embajador del Reino Unido, Chris Trott, en su cuenta de Twitter se ve a la delegación vaticana en el aeropuerto de Glasgow, encabezada por Parolin. Estaba prevista en un principio la participación del Papa que finalmente no asistirá.

«El deseo de la Santa Sede es que la COP26 pueda realmente reafirmar la centralidad del multilateralismo y de la acción, incluso a través de los así llamados actores no estatales. Vista la lentitud del progreso, la importancia de la Conferencia de Glasgow es significativa, en cuanto a través de ella se podrá medir y estimular la voluntad colectiva y el nivel de ambición de cada estado», ha dicho Parolin en una entrevista con el portal del Vaticano, Vatican News.

Si bien, ha asegurado que el itinerario para una implementación «eficaz, todavía bajo la sombra de la pandemia, es bastante complejo e incierto».

También ha observado cómo en la actualidad resulta «profundamente evidente cómo la degradación ambiental y la degradación social están fuertemente interrelacionadas» por lo que ha pedido que de la COP26 emerja «una clara respuesta colectiva» no sólo para favorecer las actividades de «mitigación y de adaptación» al cambio climático por parte de todos los países, sino también «para ayudar a los más vulnerables a afrontar los daños y las pérdidas que derivan de dicho fenómeno, que lamentablemente ya son una realidad en numerosos contextos».

Además, ha constatado que los datos más recientes que provienen de varios Organismos científicos internacionales «no son nada alentadores» sobre el camino que está haciendo la comunidad internacional para conseguir los objetivos del Acuerdo de París.

«Esto manifiesta las dificultades de este cambio de rumbo, pero contextualmente evidencia cada vez más la urgencia del mismo. Tenemos los medios y los recursos para dicho cambio; lo que todavía parece faltar es una clara voluntad política», ha dicho.

Más de 30.000 delegados se reunirán desde este domingo 31 de octubre y hasta el 12 de noviembre en Glasgow, Escocia, en el marco de la XXVI Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático.