sábado, 27 noviembre 2021 20:41

Calviño asegura la reducción de déficit y deuda

La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha remarcado que los Presupuestos Generales del Estado, tanto de 2021 como de 2022, son «tremendamente prudentes», de forma que, incluso en un contexto macroeconómico menos favorable, las cuentas están «en línea» para cumplir objetivos de reducción de déficit y deuda.

La vicepresidenta primera ha insistido en que la «recuperación está en marcha», aunque ha admitido que actualmente hay incertidumbres y riesgos «muy importantes» en cuanto a la extensión de la vacunación, ya que hay partes del mundo que no tienen acceso a la vacuna; sobre la inflación derivada del incremento de precios de la energía y acerca de la disrupción de las cadenas de valor globales. «Son riesgos que no son exclusivos de España, sino que son de carácter global y se deben seguir muy de cerca», ha enfatizado.

Preguntada en la Cámara Alta por la senadora popular, Salomé Pradas, sobre si el Gobierno sigue manteniendo sus previsiones económicas pese a la revisión a la baja anticipada por el Banco de España y la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), Calviño ha defendido que los indicadores económicos son «muy claros» y muestran que la recuperación está en marcha, que va de menos a más en 2021 y que España será uno de los países que lidere el crecimiento económico en 2022.

Frente a esto, la senadora popular ha criticado que todos los organismos coinciden en decir que las «idílicas» previsiones del Gobierno «son falsas», por lo que ha insistido en que el Ejecutivo debe retirar los PGE de 2022, ya que «nacen muertos y son explosivos para la economía española».

Además, ha señalado que la única certeza que se va a ver respecto a los Presupuestos es que el Gobierno «va a canjear libertad de presos de ETA por votos de Bildu y va a canjear más independencia por votos de ERC».

Frente a las críticas del PP, Calviño ha destacado que está subiendo el empleo, la actividad económica y el consumo, y ha lamentado que «lo que no sube es la responsabilidad, la mesura y el sentido de Estado» del principal partido de la oposición.

Refiriéndose a la reforma laboral, la senadora popular ha instado a las vicepresidentas primera y segunda, Nadia Calviño y Yolanda Díaz, a dejar sus «bochornosas peleítas», ya que están poniendo a España en el foco de la incertidumbre europea. «Cada titular que ustedes dos se lanzan a la cara es una piedra más en el camino de la recuperación económica española», les ha reprochado, tras defender la efectividad de la reforma laboral del PP de 2012.