domingo, 5 diciembre 2021 04:07

Colau traslada su optimismo a los estados: «Que sepan que sí se puede, si se quiere»

el corte ingles

La alcaldesa de Barcelona y vicepresidenta de la red de ciudades C40, Ada Colau, ha trasladado este miércoles el optimismo que asegura que tienen las ciudades respecto al cambio climático a los estados: «Que sepan que sí se puede, si se quiere».

Lo ha dicho en la mesa ‘Cities Race to Zero’ de la COP26 que se celebra en Glasgow (Reino Unido) en la que ha participado junto al alcalde de Londres (Reino Unido), Sadiq Khan; la ministra de Medioambiente de Chile, Carolina Schmidt, y la alcaldesa de Freetown (Sierra Leona), Yvonne Aki-Sawyerr.

«Quiero contagiar ese espíritu optimista desde las ciudades hacia los estados. Que sepan que sí se puede, si se quiere», ha remarcado, y ha insistido en que la cooperación y el liderazgo es más necesario que nunca, en sus palabras.

En ese sentido, ha puesto en valor poder compartir problemas y soluciones –ha dicho– con alcaldes de todas las ciudades del mundo en la COP26, que se está celebrando esta semana en Glasgow: «Hemos compartido deseos y ambiciones y esto es imparable, no tiene marcha atrás».

Ha subrayado que la cumbre del clima no solo tiene el reto de reducir las emisiones en los próximos años, sino hacer la transición climática con justicia social porque ve «inaceptable que estos cambios aumentaran la desigualdad en el planeta, que ya es muy desigual».

«Hay que convertir la lucha contra el cambio climático en una gran oportunidad para reducir la desigualdad en el planeta y es completamente posible», ha defendido.

EL EJEMPLO DE BARCELONA

Ante la emergencia climática, Colau ha puesto como ejemplo a Barcelona en tres aspectos en concreto: las ‘supermanzanas’, la creación de vivienda pública de alquiler –que ve un ejemplo de cómo se acompaña la transición climática urbana con justicia social– y la creación de la empresa municipal Barcelona Energía.

Sobre la gestión de la energía, ha destacado que en España la energía está actualmente al mando de grandes empresas, lo que, a su parecer, genera pobreza energética en miles de familias, y «con un modelo que sigue apostando mayoritariamente por la energía fósil y no por las renovables».

En ese sentido, ha resaltado que en la capital catalana han sido creativos y han innovado con la creación de Barcelona Energía: «Nuestra ciudad se ilumina solo con energía renovable».

Así, ha reiterado el mensaje positivo y optimista –ha dicho– que quiere enviar desde las ciudades a los estados: «Si las ciudades, que tenemos menos competencias y recursos que los estados, podemos hacer esas transformaciones, se puede hacer mucho más. Ese es el espíritu que tenemos que contagiar», ha concluido.