jueves, 2 diciembre 2021 03:59

Díaz insiste en que «derogar la reforma laboral no es ningún eslogan»

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha insistido este jueves en que «derogar la reforma laboral no es ningún eslogan» y ha asegurado que está «convencida» de que se va a alcanzar el acuerdo entre el Gobierno, los sindicatos y la patronal.

«Nuestra puesta ha sido el diálogo, conseguir el acuerdo en la mesa de diálogo social. Esto no va de conflictos políticos, va de acabar con las normas que han llevado a la precariedad (…). Estoy convencida de que vamos a conseguir el acuerdo. No nos vamos a levantar de esa mesa hasta que lo consigamos», ha expresado Díaz durante la clausura de la Asamblea de la Revolución Ugetista de la Unión General de Trabajadores (RUGE-UGT).

Ayer mismo, la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, afirmó que lleva tres años y medio «intentando huir de debates estériles» y de «eslóganes» en relación con la palabra ‘derogar’ referida a la reforma laboral, y afirmó que los ciudadanos «se merecen algo más», como mirar al futuro y construir un mercado laboral que resuelva los problemas del pasado.

Díaz ha reconocido que será «muy difícil», pero se conseguirá un «equilibrio entre representación sindical y patronal». Eso llevará también a «cumplir con el acuerdo de Gobierno», como ha apuntado la ministra.

Uno de los objetivos de la futura reforma laboral es «romper el círculo vicioso de la precariedad», que resulta «injusta y cruel» para los trabajadores.

«Tampoco es eficaz en términos económicos. Trabajos precarios implica empresas precarias, un tejido económico precario y, en definitiva, un país precario. Sobre la precariedad no se construye nada. Necesitamos trabajo decente para tener un país decente», ha subrayado la ministra durante su intervención.

Antes de participar en la clausura del acto, Díaz ha hecho declaraciones a los medios, en las que ha vuelto a pedir discreción para que la mesa de diálogo social sobre la reforma de trabajo pueda avanzar. La nueva normativa sobre el mercado laboral debe estar aprobada antes de fin de año, como parte del compromiso del Ejecutivo con Bruselas, y antes de eso debe pasar el trámite parlamentario, por lo que cuenta con menos de dos meses para lograrlo.

En este sentido, la ministra ha recordado que el Ministerio, la patronal y los sindicatos han trabajado con «absoluta discreción» desde que comenzó la pandemia, y gracias a esa metodología se han logrado «12 grandes acuerdos sociales», beneficiosos para los trabajadores y las empresas.

Tras los roces de las últimas semanas dentro del Gobierno, Díaz ha manifestado su optimismo sobre la pronta culminación de las negociaciones, con la firma de todos las partes sentadas a la mesa.

Además, ha asegurado que, en lo relativo a la temporalidad, todos coinciden en volver al contrato indefinido como el ordinario y dejar los temporales cuando las causas lo justifiquen. No obstante, ha señalado que existen muchos mecanismos para atajar la temporalidad, como las limitaciones al número de contratos temporales o formulaciones en la negociación colectiva.