sábado, 27 noviembre 2021 09:25

La Comunidad de Madrid defiende su rebaja de impuestos para generar más actividad y empleo

El portavoz del Gobierno de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, ha defendido este jueves la rebaja de impuestos que llevó ayer el Ejecutivo regional al Consejo de Gobierno –con reducciones en el IRPF y la supresión de impuestos propios– para generar más actividad y empleo sin ocasionar una «merma» en la recaudación.

Así, ha detallado que supone una reducción de 334 millones de euros anualmente para los madrileños y ha indicado que se han rebajado 667 impuestos desde que gobierna el PP en la Comunidad, con el objetivo de que haya también más recaudación y servicios públicos, según ha señalado en una entrevista en ‘Onda Madrid’.

«El problema está en el presidente del Gobierno y los presidentes de otras comunidades autónomas, que lo único que saben hacer es subir impuestos generando más paro», ha resaltado el también consejero de Educación, Universidades y Ciencia, quien ha asegurado que estos han optado por ofrecer una «catarata de impuestos y de deuda pública».

«Lleva al desastre, como cada vez que gobierna el PSOE», ha afirmado Ossorio. Además, ha añadido que espera que además de estas dos leyes entren también en vigor los Presupuestos regionales el 1 de enero.

Sobre las cuentas regionales, se ha referido a algunas de las exigencias de Vox para apoyarlas como la educación gratuita de 0 a 3 años, de lo que ha recalcado que la Comunidad de Madrid ya tiene establecida una «enorme gratuidad» en etapas no obligatorias.

«Estamos dispuestos a seguir avanzando pero pensamos que ya tenemos más que suficiente. Los ciudadanos saben que el gratis total no existe y no es beneficioso. Madrid ya tiene una gratuidad muy consolidada en etapas no obligatorias», ha defendido el consejero.

Por otro lado, se ha referido a la modificación de ciertas leyes LGTBI de la región y ha resaltado que siguen siendo «absolutamente partidarios» de estas normas que persiguen la igualdad, que no haya discriminación y acabar con la violencia.

Sin embargo, ha precisado que estas leyes, desde un punto de vista jurídico, «están muy mal hechas». «La redacción es manifiestamente mejorable desde un punto de vista jurídico», ha apostillado, a la que ha añadido que están dispuestos a mejorarlas «sin retroceder en sus objetivos».