sábado, 18 marzo 2023

Wannacash: Sí son posibles los minicréditos sin intereses, pero sólo con responsabilidad

Las personas que necesitan un préstamo rápido pueden obtenerlo sin tener que pagar interés en su primera operación

La concesión de minicréditos es una industria que está en auge en España, un país que ha seguido en los últimos años la misma estela que el resto de Europa. Y es que la concesión de créditos rápidos concedidos por empresas especializadas, que normalmente operan de forma online, no ha dejado de crecer en la última década entre los consumidores españoles.

El auge y expansión de estos minicréditos se debe al recorte en la concesión de los mismos que la banca tradicional inició en la crisis económica de 2008. La subida de las exigencias a la hora de conceder un préstamo de estas características se ha mantenido, e incluso aumentado, una situación que ha sacado del mercado a miles de personas que ya no pueden conocer un préstamo de una forma rápida y sencilla a través de la banca tradicional.

En este contexto, las empresas especializadas en la concesión de préstamos online han crecido en España, habiendo en la actualidad más de 16 compañías especializadas en este tipo de préstamos, entre las que se encuentran “gigantes” empresariales de ámbito mundial.

El perfil de solicitantes de este tipo de préstamos ha variado con el paso del tiempo y, hoy en día, se aleja mucho de la idea generalizada que existe en la sociedad. En concreto, mientras que la idea general es que el solicitante de este tipo de minicréditos es una persona con problemas económicos, lo cierto es que el perfil es el de un hombre soltero de 41 años y unos ingresos medios de 1.310 euros al mes, según señalan desde la Asociación Española de Micropréstamos (AEMIP).

Entre las ventajas que tiene la recepción de un minicrédito con respecto a uno tradicional se encuentra la facilidad, la sencillez y la posibilidad de hacer todos los trámites de forma online. Además, los usuarios interesados también pueden obtener un préstamo rápido sin tener que pagar intereses en determinadas situaciones.

En concreto, los solicitantes de un préstamo rápido pueden obtener el beneficio siempre que sea la primera vez en la que pide un minicrédito. Determinadas empresas cuentan con esta oferta comercial para sus primeros clientes, ofreciéndoles la posibilidad de obtener el préstamo al 0% de interés y sin comisiones, transfiriendo el dinero de forma automática e instantánea a la cuenta.

Para poder ver las diferentes opciones que ofrece el mercado lo idóneo es acceder a los diferentes sitios de comparación de préstamos en los que cualquier persona puede ver cuáles son las empresas que operan en la actualidad en el mercado y cuáles son los requisitos que solicitan a la hora de aprobar y conceder el minicrédito.

Otro aspecto importante que se puede ver en esta páginas es que se detalla si la empresa que concede el préstamo también admite la posibilidad de acceder al dinero estando, incluso, en una lista de morosidad como Asnef.

Precaución ante todo

A pesar de las facilidades que ofrecen estas compañías, los consumidores deben ir con precaución y responsabilidad a la hora de solicitar un minicrédito. En la mayoría de los casos, los clientes tendrán que devolver el dinero con un tipo de interés fijado y firmado por contrato, por lo que antes de firmar cualquier documento deben tener la seguridad y certeza de que van a poder devolver el dinero en tiempo y forma.

Por ello, los consumidores deben fijarse bien en las condiciones del préstamo fijado y, más en concreto, el tipo de interés que se fija y el plazo de devolución. Pormenorizando, el interesado también debe tener la certeza de si el interés fijado en el contrato es el que hace referencia al día o al tipo de interés total, ya que la diferencia será sustancial.

Hablando de diferencias, también hay que tener en cuenta cuáles son las diferencias entre préstamos online y bancarios, una duda frecuente en la población en general. En este sentido, la principal diferencia radica en el tipo de empresa que está detrás de la concesión del dinero. En los préstamos online, la compañía que está detrás no es un banco sino una compañía especializada en la prestación de este tipo de servicio. En los préstamos bancarios hay una entidad financiera detrás.

Otra diferencia reside en la cuantía económica. Los préstamos online conceden pequeñas cantidades de dinero que suele ser utilizado para abonar una emergencia, mientras que los bancos tienen capacidad para conceder préstamos de mucho más dinero. Otro punto que aleja a un préstamo de otro son los requisitos, ya que mientras que en los préstamos online las exigencias son mínimas (DNI, correo electrónico, cuenta del banco y mayoría de edad), las entidades financieras solicitan mucha más documentación antes de conceder el mismo.