sábado, 4 diciembre 2021 08:47

Cómo decorar dormitorios juveniles con luces cálidas

Es indudable que las luces juegan un papel fundamental en cualquier estancia del hogar. Prestar atención a la iluminación exterior para conseguir ambientes acogedores es tan importante como lograr un entorno acogedor y confortable con luces cálidas para cualquier habitación interior.

Más allá de colocar una lámpara que nos guste, hay que pensar en una serie de factores como la funcionalidad, el tono que se quiera dar a una estancia, el equilibrio o el ahorro energético, entre otros. Por esta razón, es conveniente estar bien asesorado para sacarle el mayor partido a la iluminación de ciertas estancias como los dormitorios juveniles.

La luz cálida, una excelente alternativa para el dormitorio juvenil

El dormitorio es nuestro remanso de paz, la estancia acogedora que favorece el descanso y la relajación. Hoy en día, los jóvenes pasan bastante tiempo en su habitación, no solo para descansar, sino también para estudiar o entretenerse. Por este motivo, hay que pensar en cómo crear un espacio acogedor con una decoración e iluminación acertada.

Elegir entre una luz cálida o fría marcará la gran diferencia. Si se busca un entorno relajado y cómodo, hay que apostar por la primera opción. Normalmente, la luz fría se utiliza en supermercados o tiendas comerciales. Incluso, cuando las temperaturas son más frías, este tipo de luz es mucho más agradable, porque genera una sensación de calor gracias a la tonalidad ámbar.

Tan importante es el tipo de luz como las lámparas y apliques, por esta razón, te proponemos las luminarias Kohl lighting. Esta firma cuenta con un amplio catálogo que se caracteriza por sus diseños exclusivos y de alta calidad. Además, hay una amplia variedad de modelos con excelentes acabados a precios muy competitivos. Por este motivo, es una de las opciones que prefieren muchos decoradores y arquitectos.

Por lo tanto, incluir una luz cálida y un foco empotrable con un diseño moderno para crear una composición exclusiva es una alternativa ideal para estas estancias. No obstante, no hay que pasar por alto la disposición correcta del resto de los elementos, para conseguir un entorno más confortable.

Las tiras LED, una solución que gusta a los jóvenes

Sin lugar a dudas, las luces cálidas tienen mayor profundidad y sirven para apreciar los detalles con mayor precisión. Incluso, su intensidad tiende a hacer un espacio más acogedor, tal como hemos indicado. Por este motivo, apostar por ciertos puntos de luz en el armario o algún rincón concreto, también es una buena alternativa. Para ello se pueden colocar tiras LED o apliques, una idea que fascina a los más jóvenes de la casa.

La posibilidad de iluminar los espacios con luces LED para darle un toque divertido a la habitación es una idea muy recomendable. De hecho, los colores RGB deben ir acorde a la tonalidad del resto de mobiliario si se quiere generar un efecto equilibrado. En este sentido, es conveniente que las paredes estén pintadas en tonos neutros o suaves como marrones, tierras, madera o similares para lograr armonía.

En definitiva, el uso de una iluminación cálida en un dormitorio juvenil es un gran acierto para lograr un ambiente relajado que favorezca el sueño y el estudio.