sábado, 27 noviembre 2021 05:46

Olas de 12 metros y vientos de 100 km/h pondrán en riesgo importante a Baleares

Olas de 10 metros de altura, vientos de hasta 100 kilómetros por hora y precipitaciones afectarán este sábado al Baleares y al Mediterráneo peninsular, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), que avisa por riesgo importante (naranja) al archipiélago balear y Gerona o por riesgo (amarillo) al noreste peninsular y Levante.

En concreto, todas las islas de Baleares tendrán aviso naranja por vientos de norte y nordeste que soplarán con rachas máximas de 100 kilómetros por hora; por fenómenos costeros provocados por los vientos del norte y nordeste con fuerza 8 que provocarán olas de 4 a 6 metros. La AEMET precisa que la altura máxima de ola podrá alcanzar entre 10 y 12 metros de altura.

En cuanto a las lluvias en Baleares, el aviso no es de riesgo importante sino de nivel inferior, amarillo, para Mallorca y Menorca donde se podrán acumular hasta 20 litros por metro cuadrado en una hora.

Por otro lado, la AEMET ha activado el aviso amarillo en Gerona por vientos del norte cuyas rachas máximas pueden llegar a 80 kilómetros por hora y por fenómenos costeros debidos a los vientos del norte y noroeste con fuerza 7 que dejarán olas de 3 metros.

Por su parte, Alicante, Valencia y Murcia también permanecerán con el aviso amarillo por fenómenos costeros a consecuencia de los intervalos de fuerza 7 del viento del nordeste y olas por olas de 3 a 4 metros.

En definitiva, la AEMET espera que este sábado llueva de forma localmente fuerte en el archipiélago balear, donde también soplarán vientos fuertes, igual que en Baleares, a consecuencia de la borrasca ‘Blas’, que dejará intervalos nubosos en gran parte del área mediterránea donde se producirán intervalos nubosos, con chubascos y tormentas que afectarán sobre todo a Baleares pero también a la ciudad autónoma de Melilla.

A lo largo de la jornada se irán retirando hacia el sur y no se descarta que caigan en la mitad sur de litoral mediterráneo y en Ceuta. Las precipitaciones, no obstante, podrán ser localmente fuertes en el sur de Baleares.

Mientras, en el Cantábrico y alto Ebro se esperan cielos nubosos con algunas precipitaciones débiles aisladas que tenderán a remitir a lo largo del día.

En el resto del extremo norte peninsular, en la meseta Norte y sistema Ibérico se prevén intervalos nubosos, menos abundantes en horas centrales.

Por su parte, el archipiélago canario tendrá un sábado con cielos nubosos en las islas de mayor relieve, con probables lluvias débiles en su cara norte. Mientras, tenderá a cielos poco nubosos en las islas más orientales y en la cara sur del archipiélago.

Asimismo, las precipitaciones podrán ser de nieve solo a primeras horas en Pirineos a partir de 900 a 1.000 metros, en el oeste de la cordillera Cantábrica desde 1.200 a 1.400 metros y en los sistemas Central e Ibérico entre 1.000 y 1.200 metros aunque irá bajando la cota hasta los 900 o 1.000 metros de altura.

Por la mañana se esperan nieblas matinales en las áreas montañosas del centro y del norte de la Península, así como en el centro de la meseta norte.

Las temperaturas en las áreas montañosas subirán, pero descenderán en el Estrecho y Alborán. En el resto del país no se prevén cambios significativos. Si bien, la AEMET sí espera heladas débiles en zonas de montaña y áreas próximas que serán más intensas en Pirineos.

Finalmente, el viento sopará de componente norte en la Península y Baleares, con tramontana fuerte en Ampurdán y Baleares, así como rachas fuertes en el bajo Ebro y litorales del sudeste. Variable en Alborán y en Canarias soplarán alisios con rachas fuertes.