sábado, 27 noviembre 2021 20:58

La APFP condena la «brutal» agresión a una compañera en Logroño

el corte ingles

La sección sindical en La Rioja de la Asociación Profesional de Funcionarios de Prisiones (APFP) ha alertado de la «brutal agresión sufrida en el día de hoy por una compañera teniendo que se trasladada a urgencias con múltiples contusiones y varios dientes partidos».

La interna, según ha recordado el sindicato, que había protagonizado unos incidentes a primera hora de la mañana, «se abalanzósobre la funcionaria propinándole varios golpes y empujándola contra la pared y salvó la vida por la presencia del jefe de Servicios -ya que normalmente trabajan solas en el módulo-, porque del golpe perdió la conciencia y hubiese quedado del todo a merced de la interna».

La agresora fue trasladada a esta prisión precisamente por haber protagonizado los mismos hechos en su prisión de origen. La interna ya había protagonizado múltiples incidentes en esta prisión «sin que se hubiesen tomado medidas algunas para impedir que se consumase lo queestaba cantado que ocurriría y hoy por fin ocurrió».

«Ni conociendo sus antecedentes se tuvo el celo suficiente, por parte de la dirección del centro ni desde la Secretaría General deInstituciones Penitenciarias», ha afirmado el sindicato.

«Es la segunda vez, en un corto espacio de tiempo, en el que un funcionario de esta prisión ha sido violentamente agredido y la indignación de la plantilla es elevada porque en ambos casosestaba cantado que acabaría ocurriendo y en ninguno de los casos se tomaron medidas para evitarlo», ha destacado la APFP.

Además, han alertado de que «ya había informes de los funcionarios advirtiendo de las características de la interna y de su errático y mal comportamiento». «Llevamos tiempo recibiendo internos con historiales penitenciarios más que conflictivos cuando esa prisión por su catalogación y sus características arquitectónicas además de la ya endémica falta de personal no está preparada para hacer frente a internos de esta tipología».

Y, ante ello, «hacemos claramente responsables de estos hechos a la Dirección del Centro y a la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, que no hace nada por evitarlo y que no ha sabido enningún caso tomar medidas para evitar lo que se les dijo por activa y por pasiva que acabaría ocurriendo y sobre todo porque lejos de aprender de los errores, reinciden en ellos». «Tarde o temprano acabaremos lamentando algo aún más grave», ha concluido la APFP.