sábado, 27 noviembre 2021 12:07

PSOE-A reivindica una financiación «justa» para Andalucía e impulsar la segunda descentralización

El XIV Congreso Regional del PSOE-A ha aprobado una resolución en la que el partido «mantiene su compromisocon una financiación justa» para Andalucía «en el marco de la cohesión territorial y la solidaridad que establece la Constitución» y acuerda impulsar una «segunda descentralización que incluya cuantas iniciativas políticas, legales y presupuestarias sean necesarias para reforzar el papel de los ayuntamientospor su cercanía y conocimiento, más que demostrados, en la atención a la ciudadanía».

La resolución, leída ante el Plenario por el presidente de la Mesa del Congreso, José Luis Ruiz Espejo, defiende que, aunque el Estado de las Autonomías implantado por la Constitución ha producido un «eficaz proceso de descentralización», se hacen necesarias reformas del modelo territorial encaminadas a garantizar que «todos los ciudadanos tienen los mismos derechos y obligaciones en cualquier parte del territorio del Estado».

«Hoy, como ayer, en España existen singularidades y hechos diferenciales. Andalucía los respeta y los reconoce. Pero no puede consentir que esas diferencias sirvan como excusas para alcanzar determinados privilegios», añade el texto aprobado en el cónclave socialista, que subraya el compromiso del PSOE-A «con una financiación justa para nuestra tierra, en el marco de la cohesión territorial y la solidaridad que establece la Constitución».

Este es el texto íntegro de la resolución aprobada por unanimidad en el XIV Congreso Regional del PSOE-A celebrado en Torremolinos (Málaga):

«El socialismo andaluz forma parte del PSOE. Compartimos ideales con todos los socialistas, en lucha incesante contra toda injusticia, contra toda opresión. Compartimos, también, las banderas que nos reúnen en la socialdemocracia: libertad, igualdad y fraternidad.

Aquí, en Torremolinos, se constituyó en 1977 la Federación Socialista de Andalucía con el lema ‘Levantar Andalucía’, y con el gran objetivo de liderar la aprobación del Estatuto de Autonomía. Y lo conseguimos en una dura batalla democrática, a pesar de los obstáculos que nos pusieron. Es justo y necesario recordar ahora qué hicimos en aquellos momentos, y dónde estuvieron otros. La lucha por la autonomía para nuestra tierra, en pie de igualdad con otros pueblos de España, es una de las señas de identidad del PSOE de Andalucía.

Aquel Congreso se celebró días después de las multitudinarias manifestaciones del 4 de diciembre, que expresaron el clamor de los andaluces para conquistar el autogobierno del máximo nivel. En ese Congreso nos comprometimos con el mandato del pueblo y nos preparamos para liderarlo. Así, el 28F de 1980, al amparo del artículo 151 de la Constitución, y a pesar de todo, Andalucía alcanzó a ser «la única Comunidad que hatenido una fuente de legitimidad específica en su vía de acceso a la autonomía, expresada en las urnas mediante referéndum, lo que le otorga una identidad propia y una posición incontestable en la configuración territorial del Estado».

Este es el legado histórico en el que nos reafirmamos, legado que para el PSOE de Andalucía ni caduca, ni prescribe. Nuestra vocación de no hacerle trampas a España, y nuestro compromiso fraternal con todos sus pueblos en un proyecto común de unidad, justicia, libertad y progreso no deben interpretarse como renuncia a la defensa de lo que a Andalucía le corresponde, como una de las cuatro autonomías de mayor rango político de España.

Gracias a aquella victoria, pues, «Andalucía, como nacionalidad histórica se constituye en Comunidad Autónoma en el marco de la unidad de la nación española y conforme al artículo 2 de la Constitución», como reza el artículo 1 del vigente Estatuto de Autonomía. Y, en su escudo oficial, figura la leyenda «Andalucía por sí, para España y la Humanidad» acordados en la Asamblea de Ronda de 1918 con el impulso de «Blas Infante, a quien el Parlamento de Andalucía reconoce como Padre de la Patria Andaluza en abril de 1983». Una leyenda en su escudo que «perfila una personalidad andaluza construida sobre valores universales, nunca excluyentes».

«Hoy los argumentos que construyen la convivencia nacen de un nuevo proyecto histórico» para «afrontar los retos de un tiempo nuevo. Si se han producido transformaciones intensas en el mundo, estos cambios han sido particularmente acentuados en Andalucía, donde hemos pasado del subdesarrollo económico y cultural a un panorama similar al de las sociedades más avanzadas.»

Asimismo, «resulta evidente que el Estado de las Autonomías implantado por la Constitución ha producido [*] un eficaz proceso de descentralización», aunque «se hacen necesarias reformas del modelo territorial.» Reformas que garanticen lo previsto en su artículo 139.1, por el que «todos los ciudadanos tienen los mismos derechos y obligaciones en cualquier parte del territorio del Estado». «Hoy, como ayer, en España existen singularidadesy hechos diferenciales. Andalucía los respeta y los reconoce. Pero no puede consentir que esas diferencias sirvan como excusas para alcanzar determinados privilegios».

Y, por ello, el XIV Congreso del PSOE de Andalucía mantiene su compromiso con una financiación justa para nuestra tierra, en el marco de la cohesión territorial y la solidaridad que establece la Constitución.Propuesta de resolución.

Y, también, hoy por hoy, necesitamos «reformas para aproximar las Administraciones a la ciudadanía». En este sentido, el 14 Congreso del PSOE de Andalucía acuerda impulsar una Segunda Descentralización que incluya cuantas iniciativas políticas, legales y presupuestarias sean necesarias para reforzar el papel de los Ayuntamientospor su cercanía y conocimiento, más que demostrados, en la atención a la ciudadanía».