martes, 30 noviembre 2021 13:34

Los ingenieros «marca blanca» de Ábalos o cómo poner a tus amigos de letras a gestionar el uranio

Los «dedazos» políticos en entidades públicas no son una novedad. Colocar a personas afines al mando de empresas públicas con astronómicas retribuciones anuales es algo muy repetido cuando se llega al poder. Este es el caso de ENUSA Industrias Avanzadas S.A., una sociedad dedicada a la explotación del uranio propiedad del Gobierno de España. Al frente de ENUSA está desde 2018, José Vicente Berlanga Arona, un íntimo amigo del exministro José Luis Ábalos Meco colocado en la presidencia de la empresa energética tan solo un mes después de la llegada de Pedro Sánchez a La Moncloa.

Berlanga Arona y Ábalos Meco mantienen una excelente relación desde hace años. Según relatan fuentes cercanas a ambos «se conocen del PSOE de valencia» donde el ahora presidente de ENUSA ha militado durante años. Y es que antes de llegar a la empresa pública energética, Jose Vicente Berlanga ha ostentado diversos cargos en la Generalitat Valenciana por donde también ha pasado José Luis Ábalos.

Pero a los dos valencianos no solo les une su actividad política y es que fuentes de su entorno recalcan que comparten numerosos encuentros. Uno de ellos fue el pasado verano cuando ambos compartieron un café en el mítico establecimiento ‘José Luis’ al principio del Paseo de la Habana. Por aquel entonces, el tuitero Alvise Pérez publicó en su cuenta de Twitter las fotos del encuentro aunque se equivocó confundiendo al presidente de ENUSA con el abogado de los Miami Óskar Zein. Aunque ambos guardan un gran parecido, Ábalos desayunó con su amigo valenciano que permanece al frente de una de las entidades energéticas más importantes del país.

Su cercanía a Ábalos empañó de polémica su nombramiento. Fuentes de ENUSA recalcan que a día de hoy «siguen sin entender cómo se retiró al presidente anterior que llevaba dos décadas al frente de la empresa para sustituirle por un amigo afín a Ábalos». Asimismo, estas mismas fuentes recalcan que «la formación de José Vicente Berlanga poco tiene que ver con la ingeniería ya que estudió Filosofía y Ciencias de la Educación en la Universidad de Valencia». Pero bueno, no pasa nada, Ábalos ha llegado a ser ministro de Transportes con tan solo un diploma en Magisterio.

Su cercanía a Ábalos empañó de polémica su nombramiento

OTRA DIRECTIVA DE ENUSA DE LETRAS

Pero José Vicente Berlanga no es el único directivo de ENUSA afín al Partido Socialista Obrero Español. La directora corporativa, Rosario Arévalo, fue consejera de Medio Ambiente del Gobierno de Castilla-La Mancha a principios de siglo. Arévalo, más conocida como Charo entre sus trabajadores, dimitió de su cargo tras las críticas suscitadas por su gestión durante el incendio de Guadalajara que se cobró la vida de once miembros de un retén y devastó más de 15.000 hectáreas. Charo acabó imputada por este asunto.

Sin embargo, Árevalo, no tuvo problema para encontrar un nuevo empleo y tan solo 40 días después encontró su lugar en el órgano de dirección de ENUSA bajo el mandato gubernamental de José Luis Rodríguez Zapatero. Charo comenzó como Directora General de Relaciones Institucionales de ENUSA y ahora ostenta la dirección corporativa de la compañía a pesar de solo contar con formación en Ciencias Políticas y Sociología.

Tras su experiencia política, tanto Rosario Arévalo como José Vicente Berlanga yacen en sus puestos directivos de una empresa pública de titularidad estatal. A pesar de no tener formación en ingeniería, ostentan el mando de ENUSA, una sociedad pública que se encarga del diseño, la fabricación y el abastecimiento de combustible nuclear para las centrales españolas y extranjeras. Gracias a su labor en la empresa energética, ambos se embolsan unos generosos sueldos que se exceden de los 100.000 anuales y en el caso de Berlanga esta cantidad se llega a duplicar.