martes, 18 junio 2024

El acusado de agredir sexualmente a 2 chicas en Magaluf asegura que esa noche se fue a casa

El acusado de agredir sexual y físicamente de dos jóvenes en un aparcamiento tras salir de un local de Magaluf ha negado los hechos y ha asegurado que esa noche estaba cansado y se fue a casa.

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Palma ha celebrado este martes la primera sesión del juicio, que continuará el miércoles. En su declaración, el procesado ha negado que saliera junto a las dos presuntas víctimas del establecimiento y ha insistido en que llamó a su madre para que le recogiera porque no se encontraba bien.

Además, el joven de 22 años ha señalado que la denuncia le sorprendió y ha descrito la situación como «una pesadilla» que le ha generado a él y a su familia «un trauma».

«No he podido salir a la calle solo por miedo a que me hicieran algo y estuve un mes durmiendo con mi madre porque me venía la imagen de los calabozos», ha declarado.

Las dos víctimas también han testificado en la sesión de este martes a puerta cerrada.

UN TESTIGO ASEGURA QUE EL ACUSADO CONSUMIÓ DROGA ESA NOCHE

En su declaración, uno de los testigos citados este martes ha asegurado que una de las víctimas le contó que el procesado consumió cocaína durante la noche de los hechos.

Asimismo, ha añadido que la joven le confesó que habían agredido sexualmente de ella y que en el momento que la vio estaba «en shock y blanca como la nieve», una versión que han ratificado otros testigos, que han indicado que «no querían salir de casa por miedo» días después.

Por contra, los testigos que estuvieron aquella noche con el procesado han corroborado que nada más salir del local se fueron todos a casa y han insistido en que no pudieron perderle de vista más de cinco minutos.

LA FISCALÍA PIDE 15 AÑOS DE CÁRCEL

Atendiendo al escrito del fiscal, los hechos se remontan a septiembre de 2018, cuando supuestamente el acusado se encontró en el local con las dos jóvenes, de 21 años, a las que conocía, teniendo relación de amistad desde hacía varios años con una de ellas.

Al parecer, cuando se acercó a saludarlas, el procesado actuó realizándoles tocamientos e intentando besarlas, a lo que las víctimas mostraron su rechazo.

Posteriormente, el acusado les propuso salir juntos a la terraza y, una vez fuera, supuestamente las agarró del brazo y las llevó al aparcamiento exterior de un hotel de la zona.

El Ministerio Fiscal apunta a que, mientras intentaba besarlas, cogió del brazo a una de ellas y la llevó a un lugar apartado, donde agredió sexualmente de la misma hasta que ésta logró soltarse.

Entonces, el fiscal señala que el acusado se dirigió hacia la otra joven, a quien acabó tirando al suelo de un empujón, colocándose encima con una supuesta intención de agredir sexualmente de ella. Esta última logró también apartarse, hasta que finalmente el joven abandonó el lugar.

El fiscal considera los hechos constitutivos de dos delitos de agresión sexual con agravante de abuso de confianza y de dos delitos de lesiones, que suman penas de hasta 15 años de cárcel.

También piden para él la prohibición de acercarse a menos de 500 metros por un periodo de 11 años de una de las víctimas, que se reduce a cinco años para la segunda, así como la medida de libertad vigilada por un plazo de nueve años.

Con todo, el fiscal pide que indemnice a las víctimas con 25.000 y 2.000 euros respectivamente, por las lesiones y perjuicios sufridos.