jueves, 20 junio 2024

Detenido en Gijón un hombre por arremeter contra policías dos días seguidos

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un hombre de 63 años dos días seguidos por enfrentarse a los agentes que habían acudido a distintos bares de Gijón alertados por clientes y encargados a los que esta persona estaba molestando.

A las 22.45 horas del domingo los policías fueron requeridos por los clientes de una sidrería porque un hombre estaba lanzando gel hidroalcohólico a todos los presentes mientras alegaba que lo hacía para que estuvieran limpios porque dentro olía muy mal.

A los que protestaban los insultaba e increpaba generando malestar en el local. Los policías que acudieron al lugar mediaron en el conflicto generado por este hombre, al que convencieron para que saliese del establecimiento y dejase de causar problemas.

Diez minutos más tarde se volvió a recibir otro aviso de otra sidrería cercana porque ese cliente había entrado muy agresivo y había faltado al respeto a los que allí se encontraban. Como el propietario se había negado a servirle la consumición solicitada se había enfrentado a él haciendo ademán de golpearle.

Nuevamente los policías intentaron que se marchara de allí de forma voluntaria y pacífica pero en esta ocasión comenzó a insultarles y hacerles burla repitiendo las mismas frases que ellos decían a la vez que hacía gestos obscenos a la componente femenina de la patrulla policial.

Ante esta actitud desafiante se procedió a tramitar un acta de sanción por falta de respeto y consideración a un agente de la autoridad pero en lugar de firmarla intentó golpear en la cara al policía que estaba formalizando la denuncia. Por estos hechos fue detenido como autor de un delito de desobediencia grave a agente de la autoridad.

El arrestado había salido en libertad ese mismo día tras haber pasado a disposición por haber cometido hechos similares el día anterior. En la tarde del sábado había causado problemas en un bar de la Avenida Schulz y en ese estado de gran excitación, había propinado un codazo en el estómago a uno de los agentes que había acudido a calmar la situación, por lo que había sido detenido por atentado a agente de la autoridad.

Además de estas detenciones el detenido, vecino de Gijón de 63 años de edad tenía antecedentes por malos tratos en el ámbito familiar.