jueves, 9 diciembre 2021 11:21

EH Bildu registra una proposición de ley para «poner coto» a las ‘puertas giratorias’ en Euskadi

el corte ingles

EH Bildu ha registrado una proposición de ley en el Parlamento Vasco con el fin de «poner coto» a las denominadas ‘puertas giratorias’ entre la política y las empresas privadas, las cuales también se verían afectadas por las medidas y sanciones contempladas en esta iniciativa.

La proposición de ley de EH Bildu, presentada este martes en una rueda de prensa por Maddalen Iriarte y Josu Estarrona, también contempla la creación de un organismo independiente que se encargaría de analizar los casos de exdirigentes institucionales o políticos que pretendan acceder a puestos de responsabilidad en la empresa privada.

Iriarte ha subrayado que el de las ‘puertas giratorias’ «no es un fenómeno nuevo», ya que siempre ha habido cargos «de determinados partidos» que «han dado el salto» a consejos de administración de grandes compañías.

La portavoz de EH Bildu en la Cámara autonómica ha destacado que estas grandes empresas fichan a expolíticos «para aprovechar sus contactos y experiencia a cambio de una jugosa retribución».

Este –según ha advertido– es un modelo de relación entre política y empresa «que entraña un grave peligro de supeditar el poder político al económico».

«RED CLIENTELAR DEL PNV»

La coalición pretende plantear «soluciones» a este problema, por lo que ha optado por presentar esta iniciativa con el fin de acabar con las ‘puertas giratorias’, de las que ha afirmado que constituyen «una pieza más en la red clientelar que el PNV ha construido durante años».

Iriarte ha precisado que EH Bildu no se opone al «legítimo» tránsito entre la política y el sector privado, pero ha precisado que este proceso debe estar «regulado y limitado» por un principio de «higiene democrática y responsabilidad política».

La portavoz de EH Bildu en el Parlamento Vasco ha recordado que en el último pleno de control, el lehendakari, Iñigo Urkullu, reclamó a la coalición que, más allá de criticar, planteara «mejoras» a la actual regulación sobre el tránsito entre política y empresa.

«Recogemos el guante», ha afirmado Iriarte, que ha precisado que la proposición de ley de su grupo pretende, precisamente, reforzar los controles sobre los «comportamientos irregulares» en el acceso de la política al sector privado o viceversa.

La representante de la coalición ha recordado, en todo caso, que cuando su grupo presentó una proposición de ley para crear una oficina anticorrupción, el Gobierno Vasco se negó a tramitarla en el Parlamento. «Esperemos que ahora la respuesta sea diferente», ha añadido.

Por su parte, Estarrona ha explicado que el texto de EH Bildu, que consta de 28 artículos, plantea medidas para «fortalecer los mecanismos de control» y para «poner coto» a las ‘puertas giratorias’.

De esa forma, se pretende mejorar la regulación de los conflictos de intereses de exdirigentes políticos o institucionales que pretenden acceder a cargos en la empresa privada, la cual –según ha dicho– también se vería afectada por las medidas y sanciones contempladas en la iniciativa.

PERIODO DE CARENCIA

Estarrona ha subrayado que la ley que propone EH Bildu «blinda» y otorga «rango de objeto de ley» al periodo de carencia de dos años, es decir, el tiempo que –según la normativa actual– ha de transcurrir desde que un cargo público abandona el sector privado para acceder a un puesto de responsabilidad en la empresa privada.

Además, la coalición propone que los ex diputados generales y los exalcaldes no puedan formar parte del Tribunal Vasco de Cuentas Públicas (TVCP).

A través de esta propuesta de ley, se plantea la creación de un órgano independiente que velaría por el cumplimiento del código ético del Gobierno Vasco. Este órgano sustituiría a la actual Comisión Ética, integrada –según ha recordado Estarrona– por cargos políticos.

Estarrona ha destacado la importancia de que con esta ley, se extienda el «foco» del control, que hasta ahora estaba limitado a las instituciones públicas, a las propias empresas privadas que contratan a antiguos políticos.

El parlamentario ha explicado que lo que propone EH Bildu es «exigir el cumplimiento» de esta ley a las empresas domiciliadas en Euskadi, que también se verían afectadas por el régimen sancionador contemplado en la normativa.

Estarrona ha reconocido que lo que plantea su grupo en este sentido puede ser «mejorable» y que «se podrá desarrollar en mayor o menor medida», pero ha destacado la necesidad de actuar también en este ámbito para acabar con las ‘puertas giratorias’.