sábado, 27 noviembre 2021 21:59

Robles valora la labor «esencial» y la preparación «excepcional» del Regimiento NBQ

el corte ingles

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha destacado este martes «la labor esencial y fundamental» del Regimiento de Defensa NBQ (Nuclear, Biológico y Químico) ‘Valencia’ nº 1 ante agresiones nucleares, químicas o biológicas y la preparación «intensa» y «excepcional» de quienes lo integran para trabajar en este campo, tanto por lo que respecta a la prevención como a situaciones reales.

Robles ha asegurado que este es «un regimiento único en España» que se ha convertido en «ejemplo» para «muchos países europeos». La ministra ha visitado este martes el NBQ ‘Valencia’ nº 1 de Mando de Apoyo la Maniobra de la Fuerza Terrestre, ubicado en el Acuartelamiento Daoiz y Velarde de Paterna (Valencia) para conocer de cerca el trabajo que desarrolla, la formación de sus integrantes y los medios que utiliza.

La titular de Defensa ha asegurado haber «disfrutado» de esta visita, durante la cual ha mostrado interés por distintas cuestiones relacionadas con la composición, el funcionamiento y la tarea del regimiento como los controles médicos a los que se someten sus integrantes, si se han dado contagios por distintas sustancias, los niveles de protección de los equipos, los protocolos de descontaminación o los laboratorios.

Además, ha explicado que esta era una visita que tenía «pendiente» desde hace un tiempo, especialmente, a partir de «todo lo que hicieron» sus unidades de descontaminación durante «las desinfecciones» llevadas a cabo «en la Operación Balmis –entre marzo y junio de 2020–« contra la Covid-19.

Margarita Robles ha subrayado, asimismo, que este grupo tiene en la actualidad efectivos de reconocimiento desplegados en la isla de La Palma que «han estado trabajando conjuntamente» con la Unidad Militar de Emergencias (UME) y ahora por su cuenta para analizar cuestiones como la calidad del aire a partir de la erupción del volcán Cumbre Vieja.

La representante del Gobierno central ha valorado la existencia de este regimiento y ha insistido en la necesidad de su labor. «Nunca nadie nos iba a poder decir que íbamos a vivir acontecimientos como lo que pasó con el coronavirus y ahora con el volcán», ha dicho, a la vez que ha defendido la utilidad de estos efectivos, «con una preparación muy intensa» en «momentos tan difíciles como puede ser todo tipo de agresiones bacteriológicas, nucleares o químicas».

El Regimiento de Defensa NBQ ‘Valencia’ nº1 es una unidad de apoyo al combate cuya principal misión es apoyar a otras unidades militares en la defensa contra agresivos nucleares, biológicos y químicos en cualquier escenario mediante operaciones de contraproliferación, la identificación de los agresivos empleados, el reconocimiento de zonas contaminadas, el establecimiento de áreas de seguridad y la descontaminación del personal, material e infraestructuras.

Esta es la unidad de referencia del Ejército de Tierra en todo lo que se refiere a la defensa contra los agresivos NBQ y junto con las compañías NBQ de las Brigadas de la Fuerza Terrestre constituye la «herramienta principal» del Ejército de Tierra para la defensa ante las citadas amenazas. Entre sus misiones está también el apoyo a Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y a autoridades civiles en caso de atentado terrorista con sustancias NBQ y en situaciones de crisis.

«PERMANENTE DISPONIBILIDAD»

El regimiento lo integran unidades de reconocimiento, de descontaminación, de toma de muestras forenses y de laboratorios desplegables, así como dos células de defensa NBQ para apoyo al mando y control. Por su «entidad, misión y especificidad» dentro del Ejército de Tierra está «en permanente disponibilidad».

Al inicio de la visita, Margarita Robles ha sido recibida por responsables del regimiento como su jefe, el coronel José Luis Muinelo, que durante una charla ha explicado a la titular de Defensa la composición de este grupo, su métodos de trabajo y preparación y algunas de sus misiones. En la actualidad lo integran 249 efectivos entre oficiales, suboficiales y tropas –un 20 por ciento del total son mujeres–.

La ministra ha manifestado que ha sido un «orgullo» visitar este regimiento y ha dado a sus integrantes «infinitas gracias portodo su trabajo, dedicación y profesionalidad en momentos ycircunstancias difíciles y peligrosas como la lucha contra la Covid yahora en la erupción de La Palma».

Muinelo ha destacado la relevancia que la formación tiene para una unidad de este tipo y ha hablado de su participación desde 2008 en el ejercicio «más exigentes» de este tipo de actividad en el mundo, que tiene lugar durante 20 días cada año en Canadá. Durante esta actividad se comprueba el funcionamiento y la respuesta de equipos y medios. Igualmente, ha citado la participación en que anualmente se hace también con agentes reales en Serbia.

«HA SERVIDO»

El jefe del regimiento ha afirmado también que el nivel de protección de los equipos con que trabajan es «el máximo que puede haber» y ha señalado que ello ha permitido que «ningún miembro de la unidad se haya contagiado por agentes nucleares, biológicos o químicos». Ha afirmado que la labor llevada cabo por este grupo durante la crisis del Ébola y la experiencia adquirida en ese caso les ha servido para hacer frente a la de la Covid-19. «Ha sido una satisfacción comprobar que todo el trabajo y la inversión hecha ha servido», ha dicho.

Durante la visita, Robles ha visto una exposición del material del que dispone el regimiento como un centro de control NBQ que apoya técnicamente las operaciones que se realizan, una unidad dereconocimiento con vehículo ligero equipado con detectores a distancia de agentes químicos, diversos equipos de detección y monitorización y el vehículo especial de reconocimiento NBQ tipo BMR (VRAC). Además, ha conocido el Pelotón de Sanidad especializado en la extracción de bajas en zonas contaminadas y una estación de descontaminación ligera.