lunes, 29 noviembre 2021 08:31

Abascal anuncia una modificación legal para endurecer los requisitos de obtención de la nacionalidad española

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha anunciado este miércoles que su partido ha presentado en el Congreso una proposición de ley para endurecer las condiciones exigidas para la obtención de la nacionalidad española, así como ampliar los supuestos en los que puede ser retirada.

Durante el debate parlamentario sobre las últimas cumbres y consejos europeos, Abascal ha acusado a Sánchez de fomentar la inmigración ilegal y renunciar a la defensa de la soberanía española. Frente a ello, ha reivindicado que «se cuide como un tesoro la nacionalidad española».

Para garantizarlo, ha anunciado la defensa de una ley que dote a la condición de nacional español «de la relevancia que le es propia». «Veremos hasta qué punto los señores diputados valoran la nacionalidad española como un tesoro o si están dispuestos a regalársela a cualquiera», ha emplazado.

Vox ha explicado que su objetivo es acabar «con las prácticas fraudulentas» que asegura que se dan para la adquisición de la nacionalidad y acabar con procedimientos que no acreditan un suficiente grado de integración.

«En definitiva, se persigue reforzar la condición de ser español y garantizar que la nacionalidad española acredita un vínculo de lealtad y de compromiso histórico con el pasado, el presente y el futuro de la nación española», justifica.

Vox apunta que en los últimos cuatro años el número de residentes extranjeros que han adquirido la nacionalidad española ha aumentado casi en un 53%, completando una serie histórica de permanente crecimiento desde el año 2017.

Con los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), el partido de Abascal censura que España se haya convertido en «una nación con una política de inmigración abierta», lo que cree que hace necesario «adecuar y fortalecer los requisitos para adquirir la nacionalidad», asegurando «el obligatorio vínculo de lealtad y solidaridad que debe existir entre los nuevos nacionales y España».

La ley actual establece un plazo general de residencia en España de diez años para la obtención de la nacionalidad, un plazo reducido de cinco años para quienes hayan obtenido la condición de refugiado y de dos años cuando se trate de nacionales de origen de países iberoamericanos o de aquellos que hayan tenido o tengan una particular vinculación con España. Además, prevé un plazo excepcional de un año de residencia para otros supuestos, como el hecho de contraer matrimonio con español o española.

La reforma propuesta por Vox defiende elevar a 15 años el plazo general de residencia legal y continuada para la concesión de la nacionalidad española y mantiene los plazos reducidos para quienes han adquirido legalmente la condición de refugiado y cuando se trate de nacionales de origen de países iberoamericanos, Andorra, Filipinas, Guinea Ecuatorial o Portugal o de sefardíes; aunque también aumenta los plazos de los restantes supuestos específicos.

Además, todo aquel que quiera adquirir la nacionalidad por residencia deberá acreditar el conocimiento del idioma mediante un certificado oficial de idiomas, acreditando un suficiente conocimiento y manejo de la lengua española, y superar también una prueba escrita de conocimientos constitucionales, históricos y culturales de España.

En segundo lugar, con el fin de formalizar la renuncia de su anterior nacionalidad, la propuesta de Vox quiere que el adquirente deba presentar un documento público expedido por las autoridades de su país de origen que certifique la pérdida de su anterior nacionalidad (excepto los naturales de países iberoamericanos, Andorra, Filipinas, Guinea Ecuatorial o Portugal y los sefardíes originarios de España).

PÉRDIDA DE NACIONALIDAD

En cuanto a las causas de pérdida de nacionalidad, Vox introduce un nuevo supuesto de pérdida de la nacionalidad por sanción para aquellos extranjeros naturalizados que, ostentando doble nacionalidad (nacionalidad española y otra extranjera), hayan sido condenados en sentencia firme por la comisión de delitos contra la Constitución, contra el orden público, de traición y contra la paz o la independencia del Estado y relativos a la Defensa Nacional y contra la comunidad internacional.

También prohíbe expresamente la posibilidad de recuperar la nacionalidad española en los casos de pérdida por sentencia firme condenatoria por la comisión de los mismos delitos.

En cuanto a la adquisición de nacionalidad española por carta de naturaleza, la propuesta de Vox quiere que se establezcan unos requisitos «objetivos e inequívocos» para la concesión, limitando el margen discrecional del Gobierno.