domingo, 5 diciembre 2021 14:29

El TSJIB absuelve de abuso sexual a un profesor de 65 años acusado de acosar a estudiantes

El Tribunal Superior de Justicia de Baleares ha absuelto parcialmente a un profesor de 65 años de Palma acusado de acoso sexual a estudiantes de secundaria, suprimiendo el delito de abuso sexual de la condena y considerándole autor solamente de delitos de coacciones.

De este modo, la pena impuesta, originalmente de 14 años de prisión, al pago de una multa. El TSJIB ha revisado esta sentencia de la Audiencia Provincial en base a un recurso presentado por el acusado.

La sentencia considera que los tocamientos que han quedado acreditados –en la espalda, cuello y hombro y la pierna hacia la zona del muslo– no son en zonas erógenas ni que puedan calificarse como próximas.

En este sentido, el TSJIB entiende que los hechos no encajan con los requisitos del delito de abuso sexual por una «falta de contenido sexual de la conducta con ánimo libidinoso».

En el juicio en mayo de este año, el profesor negó haber realizado tocamientos de índole sexual, pero sí reconoció ser «muy ‘tocón'» y afirmó que tiende a utilizar gestos que implican contacto físico con otras personas. «No me parece que la palabra acariciar describa lo que sucedía», declaró.

El TSJIB incluye en su relación de hechos probados que el profesor desarrollaba con las menores «conductas del todo inapropiadas» que provocaron en ellas «gran incomodidad» y una queja ante las tutoras y la dirección del colegio.

A continuación describe los casos de siete alumnas que sufrieron esta clase de comportamientos, que incluían roces y caricias o gestos como apoyar la mano, por encima y por debajo de la ropa.

Tras trascender las primeras informaciones, la dirección del colegio llamó a la Policía Nacional para pedir ayuda. Al centro se desplazaron agentes de la Unidad de Familia y Mujer (UFAM) que organizaron una charla con todas las alumnas de secundaria.

«El policía les explicó una historia en la que fue camuflando un poco lo que habían podido sentir y cuando acabó preguntó quiénes se habían sentido identificadas. Levantaron la mano 12 o 14 niñas e hizo salir al resto», señaló la jefa de estudios. A partir de ahí fueron aflorando más casos y varias familias denunciaron.

NO PROBADO QUE DIJERA A UNA ALUMNA QUE QUERÍA TENER SEXO CON ELLA

Con todo, la sentencia revoca uno de los hechos que se consideraban probados y declara no acreditado que el hombre se llevase a una estudiante de 12 años con discapacidad a la sala de profesores y le dijera que le apetecía tener sexo con ella.

La Sala aprecia importantes discrepancias entre el contenido de la denuncia y la declaración de la menor y considera que hay partes que no son verosímiles. En conjunto concluye que no hay prueba suficiente para desvirtuar la presunción de inocencia.

El profesor condenado solicitaba también la nulidad de toda la sentencia, a lo cual no ha accedido el Tribunal. El TSJIB también impone al profesor órdenes de alejamiento respecto a las menores por plazo de seis meses.

El fallo, adelantado por ‘Última Hora’, no es firme ya que contra la sentencia cabe recurso de casación ante el Tribunal Supremo.