sábado, 4 diciembre 2021 04:31

Andorra hace un llamamiento en la COP26 a respetar los Acuerdos de París

el corte ingles

La ministra de Medio Ambiente, Agricultura y Sostenibilidad de Andorra, Sílvia Calvó, ha hecho un llamamiento a respetar los Acuerdos de París durante su intervención en la reunión de Alto Nivel de Ministros de la Conferencia sobre el Cambio Climático de las Naciones Unidas -COP26–, que se celebra en Glasgow (Reino Unido).

Según recoge el Ejecutivo andorrano en un comunicado, Calvó ha advertido de que el cambio climático «cada vez es más generalizado, rápido e intenso» y que cada vez hay menos tiempo para afrontar la situación.

«Hoy tenemos la última oportunidad para abordar la crisis climática con eficacia y firmeza», ha añadido la titular de la cartera de Medio Ambiente andorrana en el plenario.

En este contexto, Calvó ha pedido a todas las partes que respeten los Acuerdos de París y que sean «ambiciosas con sus contribuciones nacionales».

EL «ESPEJISMO» DE LA COVID-19

Calvó ha recordado que la pandemia de la Covid-19 obligó a un cierre de la economía sin precedentes, que conllevó una reducción de las emisiones contaminantes, un efecto que se quedó en un «espejismo».

Así, ha apelado a reflexionar sobre el modelo de crecimiento económico actual porque «la transición debe ser justa y sostenible para ser eficaz».

Ante esta situación, Calvó ha señalado que hay que ser concretos en las ambiciones marcadas en los Acuerdos de París para no decepcionar, «especialmente a los jóvenes».

«Se deben tener en cuenta las peticiones que nos han enviado a través del manifiesto Youth4climate que los jóvenes redactaron en Milán, porque serán ellos los encargados de gestionar e impulsar en el futuro la acción climática», ha subrayado.

«NO ELUDIREMOS NUESTRAS RESPONSABILIDADES»

La ministra de Medio Ambiente ha reiterado que, a pesar de ser un país pequeño de alta montaña –responsable de menos del 0,001% de las emisiones globales de CO2–, no eludirán sus «responsabilidades».

En este punto, ha argumentado que la situación pide la implicación de todos y que «ningún esfuerzo individual será suficiente».

Calvó ha expuesto los pasos hechos por el Principado de Andorra en este sentido, recordando que ha sido uno de los primeros países en comunicar a la comunidad internacional sus contribuciones y ha incrementado su firmeza para lograr la neutralidad carbono en 2050.

En esta línea, la ministra andorrana ha explicado que se ha llegado a un consenso con las fuerzas políticas del Principado que ha permitido establecer un marco legislativo «sólido», con la Ley de impulso de la transición energética y el cambio climático (Litecc), la Estrategia energética nacional y de lucha contra el cambio climático y la Estrategia de movilidad.

Un marco que ha permitido al país dotarse de herramientas para actuar «de manera concreta» con la creación del fondo verde y la tasa verde para gravar las actividades con mayor impacto sobre el medio ambiente.

«La introducción del precio del carbono nos permite avanzar hacia una movilidad más sostenible», ha defendido Calvó, señalando también los planes de ayudas para fomentar la eficiencia energética y las instalaciones de energías renovables desplegados.