domingo, 28 noviembre 2021 18:13

World Vision alerta de que 20 millones de niños podrían morir de hambre si fracasan las negociaciones

el corte ingles

El fracaso de las negociaciones de la XXVI Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Cambio Climático de la ONU (COP26) podría acarrear que 20 millones de niños estén en riesgo de morir de hambre en 43 países, según el informe ‘Climate Change, Hunger and Children’s Futures’ (Cambio climático, hambre y el futuro de los niños), publicado por World Vision en el marco de la cumbre que se celebra en Glasgow.

El documento, que estudia la relación entre el cambio climático y el riesgo de hambruna, muestra las consecuencias a largo plazo de la desnutrición en los niños y las comunidades, ya que, como denuncia, en los últimos cinco años, el número de personas que se enfrentan a crisis de hambre ha aumentado de forma constante por primera vez en décadas por lo que calcula que más de 300 millones de personas podrían enfrentarse a la inseguridad alimentaria en el año 2030.

Actualmente, señala que hay 41 millones de personas en 43 países que están al borde de la hambruna y se enfrentan a la inanición mientras millones de niños corren el riesgo de padecer hambre extrema, según World Vision que insta a los líderes a que escuchen a los niños y niñas afectados por el cambio climático y a que los involucren como parte central de la solución mientras trabajamos juntos para proteger los recursos del planeta.

«Los niños y niñas de todo el mundo nos dicen que experimentan el impacto devastador del cambio climático todos los días, y sus advertencias deben ser escuchadas alto y claro por los líderes en la COP26», explica Andrew Morley, CEO y presidente internacional de World Vision.

«Escuchamos historias desgarradoras sobre la escasez de agua y la destrucción de los medios de subsistencia de las familias debido a las frecuentes tormentas, las inundaciones y la sequía, lo que puede llevar a una situación de hambre y malnutrición que pone en peligro la vida. Los niños y niñas a menudo no tienen más remedio que abandonar la escuela, y se ven obligados a trabajar o a casarse por sus padres, que luchan por salir adelante», añade Morley.

«El compromiso del Gobierno de España de incrementar un 50% la financiación climática hasta los 1.350 millones de euros anuales a partir de 2025 es una buena señal. Sin embargo, es alarmante escuchar que los gobiernos del mundo siguen retrasados en el cumplimiento de los 100.000 millones de dólares anuales de financiación que debían alcanzarse en 2020 para luchar contra el cambio climático en los países más desfavorecidos», añade Javier Ruiz, director de World Vision España.

«Esto demuestra que no se ha logrado impulsar un sentido de urgencia por parte de los gobiernos del mundo desarrollado, lo que supone un mayor peligro para los niños y niñas más vulnerables del mundo y sus comunidades», lamenta.

«World Vision comprueba día a día cómo el cambio climático supone una amenaza directa para el acceso a alimentos nutritivos, haciendo que la población de los países menos desarrollados se enfrente a un riesgo creciente de hambruna e inanición. Si las tendencias actuales continúan, el riesgo de hambruna en estos países seguirá aumentando exponencialmente, siendo los niños y las niñas los que más sufren: alrededor del 45% de las muertes de niños menores de cinco años están relacionadas con la desnutrición», concluye Ruiz.