jueves, 9 diciembre 2021 09:23

Casi la mitad de españoles come ahora menos carne que hace un año

el corte ingles

Un 46% de los españoles come ahora menos carne que hace un año y cuatro de cada diez personas tiene previsto reducir su consumo de carne en los próximos seis meses, según los resultados de una encuesta paneuropea realizada por ProVeg International en asociación con Innova Market Insights, la Universidad de Copenhague y la Universidad de Ghent como parte del proyecto Smart Protein.

El estudio ‘Qué quieren los/as consumidores/as: una encuesta europea sobre las actitudes de los/as consumidores/as hacia los alimentos de origen vegetal, con un enfoque en personas flexitarianas» ha contado con la participación de 7.500 personas de 10 países europeos (Austria, Dinamarca, Francia, Alemania, Italia, Países Bajos, Polonia,Rumanía, España y Reino Unido).

El documento se publica en el marco de la celebración de la COP26 donde se discuten acciones para alcanzar sus objetivos climáticos ya que los productos animales representan el 82 % de las emisiones de carbono de las dietas europeas pero las investigaciones muestran que avanzar hacia la carne vegetal podría reducir las emisiones entre un 30 y un 90%.

Así, la investigación revela que, en concreto, en España, el 38% está considerando consumir carne solo muy raramente (no más de una vez a la semana) y el 28% también prevé que reducirá su consumo de lácteos de origen animal en ese plazo de tiempo. Además, el 62% de las personas en España consultadas se considera omnívora, el 30% sostiene ser flexitariana (a veces come carne pero está intentando reducir el consumo) y el 6% sigue una dieta basada en plantas (vegana o vegetariana), mientras que el 63% sigue su dieta actual desde hace más de 5 años.

La mayor parte de la ciudadanía española está concienciada con los problemas a nivel salud de un alto consumo de carne, según desvela la encuesta, que añade que más del 65% de los consumidores cree que un alto consumo de carne está relacionado con graves problemas de salud y más del 60% asegura que reduciría su consumo de carne si su médico así se lo recomendara.

La encuesta también sitúa a España entre los países más interesados en la alimentación basada en plantas, con un 47% de encuestados que ve probable comprar regularmente alternativas vegetales a la carne una vez tengan el mismo sabor y textura que la de origen animal y un 23% que está dispuesto a pagar más por ello.

Entre los productos a base de carne vegetal que más desearían comprar los consumidores en los supermercados españoles están las hamburguesas (50%), la pechuga de pollo (44%) y la carne picada (39%). En cuanto a los productos vegetales alternativos al pescado, desearían específicamente poder comprar palitos de pescado vegetal (34%) y pescado enlatado, por ejemplo, atún (33%).

Además, de todos los países analizados, los consumidores en España son más propensos a comer queso vegetal (36%) en lugar del convencional, comprarlo regularmente (38%) e incluso pagar un precio más alto por él (28%), si el sabor y la textura son los mismos. Especialmente les gustaría que en los supermercados estuvieran disponible queso rallado de origen vegetal (40%), queso vegetal en lonchas (39%) y mozzarella vegetal (37%).

De todas las personas que participaron en el estudio, los consumidores españoles valoran más los productos horneados (por ejemplo, el pan o galletas) que excluyen los ingredientes animales (42%). Además, es más probable que coman (41%) productos veganos en lugar de productos horneados convencionales, que los compren regularmente (39%) y paguen un precio más alto (25%) por ellos.

Pese a su interés por los productos basados en plantas, el 52% cree que necesita más información al respecto. El 49% de consumidores españoles cree que los productos basados en plantas disponibles actualmente son demasiado caros y el 32% cree que no parecen atractivos o apetitosos. El 46% opina que tampoco hay suficientes opciones de este tipo de alimentación cuando come fuera de casa.

Los factores más relevantes a la hora de elegir un producto vegetal son un buen sabor (38%), que se trate de un producto saludable (31%) y que sea barato (28%). Además, existe una gran confianza hacia los alimentos a base de proteína vegetal, casi el 60% de los consumidores españoles confía en que son seguros y están etiquetados con precisión.

EN EUROPA, UN 45% COME MENOS CARNE AHORA QUE HACE UN AÑO

En el caso de Europa, la encuesta de ProVeg International revela que más del 45% de los consumidores europeos come ahora menos carne que hace un año. Además, algo menos del 40% de los consumidores europeos pretendeconsumir menos carne en un futuro próximo y alrededor de un tercio declara que tiene la intención de reducir su consumo de lácteos.

Asimismo, casi la mitad de personas europeas flexitarianas (45%) piensa que no hay suficientes opciones de alimentos basados en plantas en los supermercados, restaurantes, etc. y el 48% desearía obtener más información acerca de estos productos. La mitad percibe que los actuales productos de alimentación vegetal son demasiado caros.

«La encuesta sugiere que hay un tremendo potencial para los alimentos de origen vegetal en Europa y da luz verde a todos los actores relevantes para desarrollar más y mejores productos. La demanda de los consumidores de proteínas alternativas está creciendo a un ritmo notable, sin un final a la vista», sostiene Verónica Larco, communications manager de ProVeg España.