miércoles, 8 diciembre 2021 23:52

Talgo se anota un beneficio de 20,7 millones hasta septiembre

Talgo contabilizó un beneficio neto de 20,7 millones de euros entre enero y septiembre de 2021, frente a las pérdidas de 7,6 millones registradas durante el mismo periodo del año anterior, según el informe de cuentas trimestrales de la empresa remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Pese a la salida de los ‘números rojos’, explicada por unos mejores resultados operativos y financieros, las ganancias de la sociedad están todavía un 16,4% por debajo de los beneficios observados en los nueve primeros meses de 2019.

La firma especializada en diseño, fabricación y mantenimiento de trenes ligeros de alta velocidad facturó 427 millones de euros entre enero y septiembre, una cifra récord que supera incluso los registros prepandémicos.

El incremento de los ingresos es atribuible a la fase en curso de ejecución de la cartera de pedidos de fabricación, liderada por el proyecto de España Muy Alta Velocidad de Renfe, y a una mayor actividad de mantenimiento.

Asimismo, la actividad de mantenimiento está cerca de recuperar en su totalidad su perfil como unidad de negocio recurrente y estable, apoyando la generación de ingresos y flujos de caja del negocio.

A cierre de septiembre, la cartera de pedidos de Talgo fue de 3.013 millones de euros, una cifra que se eleva hasta los 3.262 millones si se incluyen los 249 millones correspondientes a contratos adjudicados durante el año que están pendientes de firma.

La empresa ha destacado que la cartera es «de alta calidad y bien diversificada», con cerca de 1.000 millones de euros en pedidos de fabricación y revisión que garantizan una fuerte actividad industrial hasta 2024.

En cuanto a los proyectos actuales, Talgo ha destacado el alto grado de ejecución en el proyecto español para Renfe de Muy Alta Velocidad, que ya está en fase de pruebas, o el proyecto para DB en Alemania, que se espera sea el principal generador de ingresos a partir de 2022. A estos hay que añadir el comienzo de la fase de fabricación de los proyectos para DSB (Dinamarca), ENR (Egipto) y ADIF en España, entre otros.

En términos operativos, el resultado bruto de explotación (Ebitda) ajustado ascendió a 49,8 millones, un 120,1% más que un año antes; con un margen del 11,7%. Por su parte, el resultado neto de explotación (Ebit) se situó en los 37,2 millones, cuatro veces más que en 2020.

El mejor desempeño operativo se debe a una mayor actividad industrial en la línea de negocio de fabricación, junto con la recuperación constante de los servicios de mantenimiento en todos los mercados y se traduce en una progresiva recuperación de los márgenes.

La empresa espera cumplir el objetivo fijado de reducir en un 15% los gastos generales en el período 2021-22, con el fin de mejorar la competitividad y la flexibilidad. De su lado, Talgo aclara que el incremento de precios de las materias primas y transporte no tiene impacto en los proyectos con un mayor grado de avance, habiéndose ya actualizado en el margen de los proyectos menos avanzados.

En este contexto, la empresa prevé lanzar un nuevo programa de remuneración al accionista en el primer semestre de 2022, en un marco de crecimiento de entre el 11% y el 12% del Ebitda para finales de año y un 35-37% de la cartera de pedidos ejecutada.