miércoles, 1 diciembre 2021 04:16

Ana Camíns, el arma de Teodoro para evitar una guerra abierta en el PP

El secretario general del Partido Popular, Teodoro García Egea, tiene todos los galones. El presidente del PP, Pablo Casado, ha delegado en él toda la responsabilidad en el enfrentamiento con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. Y mientras que la autonomía busca una confrontación fratricida entre Ayuso y Casado, el secretario general se devana los sesos para buscar vías alternativas que permitan que su presidente se pueda presentar a las elecciones generales sin división interna. Es difícil, especialmente porque fuentes de Génova apuntan a que su principal rival, el jefe de gabinete de Ayuso, busca el choque incluso a través de amenazantes mensajes de Whatsapp en los que se cruza la línea de lo formal. En cualquier caso, las fuentes del Partido Popular tienen claro que Teodoro es quien busca soluciones y quien ha puesto sobre la mesa de Sol varias alternativas que permitan que Ayuso crezca y se haga con el PP de Madrid al mismo tiempo que Casado pueda ser un candidato fuerte que, tal y como indican las encuestas, arrebate a Pedro Sánchez la Moncloa. «Sinergias», dicen.

Una de esas soluciones que se ha puesto encima de la mesa y que tiene el sello de Teodoro García Egea ha sido la de dejar a Ayuso hacerse con el PP de Madrid siempre y cuando la secretaría general permanezca en poder de Ana Camíns, el submarino destinado a controlar el PP de Ayuso. Esta solución intermedia, como todas, ha sido de momento rechazada de plano por Miguel Ángel Rodríguez, jefe de gabinete de la presidenta de la Comunidad de Madrid, y por todo el equipo de Sol. En cualquier caso, Teodoro no se cansa de buscar soluciones intermedias para evitar un choque frontal fratricida que solo perjudicaría al PP, tal y como han repetido hasta la saciedad tanto barones como altos cargos de Génova.

Que Ciudadanos se quedara a dos velas en Murcia fue mérito de Teodoro

En Génova se sienten relativamente satisfechos con el hecho de que sea Teodoro quien gestione esta guerra interna en el PP. La capacidad de García Egea para gestionar conflictos internos quedó plenamente demostrada y contrastada con lo ocurrido en Murcia. Si el Partido Popular ahora tiene opciones de ganar las elecciones y de arrebatar la presidencia del Gobierno a Sánchez es, en parte, gracias a la capacidad de García Egea de abortar el intento de Ciudadanos de apartar a los populares del poder a través de varias mociones de censura coordinadas y programadas en diferentes puntos del país. Que Ciudadanos se quedara a dos velas en Murcia fue mérito de Teodoro. Y que la formación tuviera el mismo resultado en otras regiones de España también. Ahora, el secretario general se enfrenta a un nuevo reto y desde Génova confían en que podrá contener la sangría.

En Génova culpan al equipo de Ayuso de haber intoxicado a la prensa y sobretodo de haber hecho público esta confrontación interna. La labor de Teodoro García Egea ahora se ha complicado porque no solo consiste en contener la ambición de Ayuso, sino en tapar una guerra interna que ya es un secreto a voces. Solo unos pocos intrépidos se atreven ya a negar que existe esta confrontación que se ha agudizado estas últimas semanas. Pero los hay. Y entretanto, Teodoro busca fórmulas intermedias que contengan la ambición de Ayuso al menos hasta que se celebren las generales. García Egea solo pide una oportunidad y está buscando la forma de contentar a todos. Unos malabares que no mantendrán el equilibro si de Miguel Ángel Rodríguez depende.

Teodoro no quiere una guerra abierta, pero tampoco quiere que Ayuso se haga con el PP de Madrid porque sabe que eso significará que se ha hecho con el control de un trampolín que apunta directamente a Génova y a la presidencia del PP. Todas las fórmulas de Teodoro pasan por colocar a la senadora Ana Camíns en posiciones estratégicas porque la consideran fiel a la causa de Casado. El mantenerla como secretaria general del PP de Madrid es una de las vías, pero se están explorando nuevas alternativas (o tercera vía) que pasen por dar cierto poder a Ayuso al mismo tiempo que se mantiene al «submarino» Camíns para controlar los pasos que dé el equipo íntimo de Ayuso.

Miguel Ángel Rodríguez

No es la primera vez que Teodoro coloca a la senadora en puestos clave para controlar a la presidenta de la Comunidad de Madrid. En las anteriores elecciones autonómicas, Camíns tuvo un tercer puesto privilegiado en las lista impuesto directamente desde Génova. Ahora, Teodoro vuelve a contar con su espía de cabecera en Madrid para intentar mitigar la guerra que enfrenta a Ayuso y a Casado, pero de momento Sol no quiere medias tintas. Solo ve a la presidenta autonómica Ayuso como líder del PP de Madrid sin reservas.

LA VENGANZA DE MIGUEL ÁNGEL

Hay en Génova quien considera que ni siquiera la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, tiene tanta ambición como para hacer pública esta guerra entre Casado y la baronesa. Fuentes de Génova aseguran que esta guerra tan sangrienta es fruto de una venganza del jefe de gabinete de Ayuso, quien mantiene cierta inquina personal a la directiva popular. Algunos indican incluso que el haber ignorado al director de gabinete de la presidenta autonómica durante sus horas bajas, esas en las que montó un medio de comunicación por su cuenta, ha sido clave para que ahora la mano derecha de Ayuso, Miguel Ángel Rodríguez, mantenga un pulso tan activo y agresivo con la directiva popular.