sábado, 27 noviembre 2021 12:30

La sastrería sostenible revoluciona los trajes de los despachos de abogados

/COMUNICAE/

La llegada del Covid y el teletrabajo ha hecho que muchos de los trajes, chaquetas y pantalones, que se utilizaban en eventos presenciales, hayan quedado guardados en el armario durante mucho tiempo, según Ramon Serrat, sastre de Barcelona de hace 3 generaciones

Esto ha provocado que las ventas de los artículos nuevos de estas características haya caído de manera muy importante, a la vez que los profesionales que aún requieren este tipo de vestimenta, veían que en su armario se acumulaban trajes seminuevos.

Uno de los segmentos que utilizan aún traje en su día a día es el de los abogados, que ha sido el que ha motivado que el sastre barcelonés Ramon Serrat haya puesto en marcha su proyecto de sastrería sostenible a domicilio. Ramon explica que “muchos de mis clientes me llamaban después de la pandemia pues su necesidad ya no era tener un traje nuevo, pues los que tenían en el armario apenas los habían utilizado, sino que requerían un servicio de adaptación o “restyling” de su traje, o bien a una nueva talla, pues habían ganado o perdido peso en algún caso, o bien de actualización en cuanto a moda”.

La sastrería sostenible consiste en la adaptación y “restyling” de chaquetas, camisas y pantalones seminuevos, para adaptarlos a una nueva talla o a un nuevo concepto de moda. Con este objetivo, Ramon Serrat reajusta las prendas de temporadas pasadas, y que tienen patrones antiguos, y los actualiza al momento actual, según la necesidad del cliente. “Cambio de botones, hombreras, coderas que ahora están tan de moda, entallados o acciones de readaptación de los trajes”, según explica el propio Ramon Serrat.

La demanda de este tipo de servicios se ha multiplicado en un 120% en el último año, circunstancia que ha hecho que Ramon Serrat esté pensando en ampliar este servicio a otras áreas profesionales, además de los abogados, que es su cliente actual principalmente.

Ramon Serrat viene de una familia de sastres de 3 generaciones, y explica que “la sastrería ha cambiado de manera radical en los últimos 60 años. Mi abuelo empezó a trabajar de sastre, como se hacía antes, con un servicio individualizado y en el barrio del Clot, recibiendo a los clientes en una sastrería tradicional. Es un concepto muy romántico, pero con el tiempo fue cambiando a un espacio de tienda multimarca, que fue la que desarrolló mi padre a partir de los años 70”.

A partir de 1995, Ramon combina el espacio multimarca y la sastrería, en el Eixample de Barcelona, y tras el Covid se enfoca principalmente en la sastrería sostenible a domicilio. “Hemos empezado a ver que los profesionales no disponen de tiempo libre, y a la vez que no están dispuestos a comprarse trajes nuevos, cuando tienen su fondo de armario lleno de prendas que apenas han utilizado una o dos veces. La sastrería sostenible les permite alargar en el tiempo su fondo de armario, y que éste no quede obsoleto por la talla o la moda. En las visitas, si es necesario, los clientes pueden también pedir una prenda nueva y personalizada, utilizando tejidos como Loropiana, Scabal, Gorina, Thomas Mason o Canclini. Hay algunas veces que el cliente quiere conservar su chaqueta y pantalón, y combinarla con una camisa nueva por ejemplo.

Además, hemos combinado la parte artesanal con la digital, para obtener mejores tiempos de producción, patrones de clientes digitalizados y un mejor precio de producción”.
Dentro de esta digitalización, la mayoría de clientes llegan a Ramon Serrat a través de su web (https://ramonserrat.es/), y sobre todo por el “boca a boca, que es y ha sido la principal herramienta de captación de clientes desde mi abuelo, y ahora también lo está siendo con este proyecto de sastrería sostenible”, según el propio Ramon Serrat.

Fuente Comunicae