lunes, 29 noviembre 2021 08:31

Pánico en Vox porque el nuevo partido España Vaciada les robe el voto cazador

A Vox le ha salido una escisión. Al menos es lo que consideran desde dentro del partido tras el nacimiento de la formación España Vaciada, una especie de Teruel Existe que pretende ser un partido con la llave de Gobierno para exigir medidas dedicadas a combatir la despoblación. El problema es que parte de los argumentos de esta flamante formación están a favor de fomentar la caza, un sector donde Vox considera tener un nicho de voto importante. Para el partido de extrema derecha, el nacimiento de España Vaciada no es una buena noticia dado que consideran que les puede romper las encuestas y hacerles perder fuelle para presionar a un Pablo Casado a las puertas de la Moncloa.

No hablamos de derechas o de izquierdas en el caso de España Vaciada, sino de la preocupación porque muchos pueblos se estén quedando sin habitantes porque no hay oportunidades para ellos. Para los grandes partidos, la despoblación es un problema que no tienen muy claro cómo solucionar, pero para Vox es más sencillo: hay que dejarles practicar sus costumbres, entre ellas, la caza. Las lecturas internas de Vox dejan claro que los cazadores y el defender esta práctica les reporta bastantes votos en los municipios. De hecho, el partido de extrema derecha ha presentado ya una proposición no de ley para que la caza sea declarada Bien de Interés Cultural porque están comprometidos con esta práctica a nivel ideológico y porque entienden que pueden pescar este nicho de voto que consideran relativamente abandonado.

La preocupación que tiene Vox con que España Vaciada les robe votos ha quedado latente con las quejas del diputado Javier Ortega Smith. Para el conocido dirigente del partido, el que España Vaciada se presente a las elecciones es una «maniobra» que tiene por objetivo conseguir que Vox no acapare el descontento. «Los españoles no son estúpidos», ha afirmado a la par que ha asegurado que se trata de «maniobras electorales o propagandistas» promocionadas por los medios de comunicación. Aun así, Ortega Smith entiende que esta «maniobra» tendrá «poco recorrido» porque los votantes saben que Vox es «la única alternativa» al «reparto de sillones» entre el PP y el PSOE.

los de Santiago Abascal creían que serían capaces de capitalizar el descontento total con el Gobierno

Vox no tiene claro que vaya a obtener los mejores resultados de su historia. Tras la pandemia, los de Santiago Abascal creían que serían capaces de capitalizar el descontento total con el Gobierno, sin embargo la irrupción de esta nueva formación les hace temblar. Las mejores de las encuestas dan a Vox hasta 60 diputados. Si España Vaciada obtiene, tal y como se ha reflejado en algún que otro sondeo publicado en noviembre, un porcentaje de voto superior al 1% del total, se llevaría hasta 15 escaños (más que ERC). Y Vox interpreta que estos escaños se los están robando a ellos. Y en concreto, creen que le roban todo el voto cazador, ese al que tanto le gusta lanzar guiños.

La postura de España Vaciada con la caza no es del agrado de los ecologistas. Esta flamante formación que se presentará a las elecciones generales del próximo noviembre de 2023 está a favor de fomentar la caza porque es «vital» para los municipios que luchan contra la despoblación; un argumento muy manido por Vox que parece habérselo robado quienes de verdad representan a la España Vaciada.

«Facilitar el asesoramiento y acuerdos para reducir las problemáticas relativas al aprovechamiento de los recursos en el medio rural. Es vital por parte de las administraciones facilitar y reducir procesos burocráticos a la hora de desarrollar actividades económicas en el medio rural. Se requiere actuar en las siguientes situaciones: o Reducir las interferencias y las incompatibilidades entre actividades económicas. o Regulación y control de los cotos. Proteger los recursos cinegéticos: la caza genera recursos en los ayuntamientos con la venta de piezas cinegéticas y con alquileres de los cotos. La caza es una forma de regular la fauna silvestre. En torno a esta práctica se genera una amplia economía indirecta: casas rurales, restaurantes, taxidermistas», detallan desde el partido en su programa.

Dentro de este argumento también manido por los cazadores de que «la caza es una forma de regular la fauna silvestre» se han amparado para presentar los mismos argumentos que Vox, solo que en primer plano. Ortega Smith ya ha lanzado su primer ataque a un partido que no es apenas conocido. Cuando lo sea, todo parece indicar que Vox le declarará la guerra con tal de no perder esa gran oportunidad de capitalizar el descontento contra el Gobierno.