martes, 30 noviembre 2021 13:48

Sánchez pide «voluntad política» en Libia

el corte ingles

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha pedido «voluntad política» a los dirigentes de Libia para que el país pueda seguir avanzando en su estabilidad y ha apoyado la celebración de las elecciones previstas para el próximo 24 de diciembre en el país.

Sánchez ha participado este viernes junto a otros doce jefes de Estado y de Gobierno, en la Conferencia Internacional sobre Libia organizada por Francia, Italia, Alemania y Naciones Unidas de la que ha salido una declaración conjunta en la que se reafirma el respeto con la soberanía, la independencia, la integridad territorial y la unidad de Libia y se rechazan las injerencias extranjeras.

En su intervención, el presidente del Gobierno ha defendido que «los avances de los dos últimos años muestran que Libia puede avanzar». «Pero el progreso solo será posible si existe una voluntad política sostenida y la audacia de comprometerse», ha advertido, según ha informado Moncloa en un comunicado.

«España quiere ser un socio central para Libia y, sin duda, puede contar con nuestro apoyo», ha prometido Sánchez, que también ha resaltado el apoyo que se ha brindado al proceso de estabilización política y de seguridad de Libia.

En este sentido, ha defendido que las reformas económicas deben complementar las reformas políticas y que se debe garantizar y salvaguardar la unidad y la independencia de las instituciones económicas y mejorar la prestación de servicios a los ciudadanos libios.

Sánchez viajó a Libia el pasado mes de julio para respaldar precisamente dicho proceso y para inaugurar la reapertura de la Embajada española en Trípoli. Entonces, anunció 100.000 euros a través del PNUD para financiar la celebración de los comicios, que ya han comenzado a desembolsarse, y otros 50.000 para labores de desminado.

Además, el Gobierno ha trasladado a la ONU su voluntad de participar en el mecanismo de observación del alto el fuego alcanzado por las partes enfrentadas hace un año. La previsión, han indicado las fuentes, es aportar a entre siete y diez efectivos de las Fuerzas Armadas, la Guardia Civil y la Policía Nacional una vez lo solicite Naciones Unidas.

ACTO DE LOS SOCIALISTAS EUROPEOS CON ANNE HIDALGO

Tras la Conferencia Internacional sobre Libia, Sánchez ha aprovechado su visita a París para participar en un debate organizado por los socialistas europeos con motivo de la presentación del informe ‘La gran transformación: de un mundo fracturado a un mundo del bienestar sostenible’, junto al primer ministro portugués, Antonio Costa, y la alcaldesa de París y candidata socialista a las presidenciales de Francia de 2022, Anne Hidalgo.

En el encuentro, los tres dirigentes socialistas han reivindicado la socialdemocracia como la respuesta a los retos que afronta Europa y el mundo tras la crisis del covid, y han defendido la necesidad de impulsar la revolución digital y climática. Para ello, Sánchez ha señalado que será necesario revisar las reglas fiscales y tributarias en la Unión.

En este punto, el presidente español ha querido mostrar su apoyo a Hidalgo en su carrera hacia la presidencia de Francia, asegurando que para avanzar en ese objetivo, espera que haya más gobiernos socialdemócratas en el Consejo Europeo, empezando por el de Francia, si la alcaldesa gana las próximas elecciones.

«Necesitamos a la Francia progresista en el Consejo Europeo. Estoy convencido de que con Anne como presidenta avanzaremos, avanzará Francia y avanzará la Unión Europea», había asegurado Sánchez previamente, al tomar la palabra por primera vez.

Por su parte, la candidata socialista al Elíseo ha aprovechado el debate para dejar claro que si ella logra ser presidenta, no seguirá adelante con el plan anunciado por el actual presidente Emmanuel Macron para construir nuevas centrales nucleares. «No desarrollaré la energía nuclear», ha garantizado, antes de señalar que lo hay que hacer es invertir en energías renovables.

El cierre del acto ha corrido a cargo de la portavoz del PSOE en el Parlamento Europeo, Iratxe García, quien ha comenzado lamentando las conclusiones de la cumbre del clima de este año, al COP26, celebrada en Glasgow, «menos ambiciosas» que las que salieron de la cumbre de París de hace seis años. «Por eso estamos aquí», ha defendido, antes de reclamar un cambio de las estructuras económicas que haga posible una verdadera «transición ecológica justa».