domingo, 28 noviembre 2021 17:29

El Gobierno regala casi 3 millones a Perú mientras vende que hace falta recaudar más

Parecía que José Manuel Albares, ministro de Exteriores, había puesto punto y final al derroche de millones de euros en forma de subvención para estrambóticas finalidades a terceros países, pero no. La ya reconocida por sus polémicas inversiones Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid) parece ajena a los problemas de liquidez que tiene el país y ha decidido regalar a finales de octubre nada menos que 2.806.949 euros a Perú para emplear en diversos fines como puede ser por ejemplo el «desarrollo sostenible de la cadena de valor de granos andinos en la sierra rural de La Lib». Tal y como ha podido comprobar MONCLOA.com, todo este dinero se centrará en «ayudar» a mejorar la economía peruana en un contexto en el que en España busca liquidez para reducir la escalada de la deuda.

Arancha González Laya, la predecesora de Albares, nos dejó grandes titulares motivados por su obsesión activista de defender, por ejemplo, los derechos LGTBI en haití o a la población afroamericana de Perú. Pero Albares no se ha quedado atrás a la hora de destinar alegremente el dinero público para que acabe en las arcas de terceros países. En este caso, el Ministerio de Exteriores se ha valido de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo para regalar una buena cantidad de dinero a Perú a través de cinco contratos distintos con diferentes importes para ayudar presuntamente a su economía.

La primera de esas subvenciones, todas formalizadas el 28 de octubre, compromete la entrega a Perú de 1.280.738 euros para la convocatoria de Euroclima y para la información sobre sequías. Este es el contrato de mayor importe de los cinco restantes, aunque en la parte del Boletín Oficial del Estado que facilitan desde el Gobierno para comprobar la subvención no aparezca ni una sola vez la palabra «Perú» o la palabra «sequía», pese a que el dinero está destinado aparentemente a este supuesto. 1,2 millones de euros para información sobre sequías, y es el primer contrato de cinco que tienen como objetivo regalar dinero público a través de la conocida Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo.

407.242 euros que irán destinados a enseñar a algunos peruanos la producción sostenible de cacao

La segunda subvención es de un importe sensiblemente menor que el anterior. También lo es, aparentemente, la labor para la que se destinará esa buena cantidad del dinero de todos los españoles. En este caso hablamos de 407.242 euros de todos que irán destinados directamente a enseñar a algunos peruanos temas tan españoles como la innovación tecnológica para la producción sostenible de cacao y derivados, una materia que es fundamental para el país latinoamericano y que será financiada en parte por el Gobierno de España.

La tercera subvención de estos cinco que ha aprobado el Ministerio de Exteriores se destinan directamente en forma de subvención del Estado 374.746 euros para «ecoturismo científico y comunitario en el biocorredor para la conservación de la Cordillera Vaquer». Algunos de los artículos de la frase anterior se han añadido para dar más sentido al título al que se destinan casi 400.000 euros públicos, pero en cualquier caso también están enmarcados dentro de este polémico paquete de ayudas al país hispanohablante. El «biocorredor para la conservación de la Cordillera Vaquer» y la innovación tecnológica para la producción sostenible de cacao son solo dos de las estrambóticas subvenciones de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo.

La cuarta subvención destina 408.734 euros para el «empoderamiento de PYMES en sus emprendimientos de la cadena productiva de concha de abanic». Aparece tal cual reflejado en el documento al que ha tenido acceso MONCLOA.com, sin dar más detalles tampoco en el documento del BOE con el que el Gobierno pretende justificar esta polémica subvención.

La quinta subvención que ha lanzado Albares destina 335.489 euros para probablemente una de las actividades más surrealistas. No porque la actividad lo sea como tal, sino porque no se entiende que el Ministerio de Exteriores a través de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo haya destinado más de 300.000 euros para el «desarrollo sostenible de la cadena de valor de granos andinos en la sierra rural de La Lib». Con este, ya van más de dos millones de euros, pero José Manuel Albares no se ha frenado aquí y ha decidido dentro de otro marco de ayudas enfocadas a Latinoamérica, dar una subvención más para redondear la cifra total de dinero público regalado en un contexto en el que España necesita el dinero público para hacer sostenibles algunas partes del Estado como las carreteras.