jueves, 9 diciembre 2021 08:35

Puig consigue una foto de unidad del PSPV tras un Congreso con aire festivo y pocos sobresaltos en Benidorm

A ritmo de ‘Mediterrània’, de La Fúmiga, los 63 miembros de la nueva ejecutiva del PSPV-PSOE han protagonizado la foto con la que se cierra el 14 Congreso Nacional del PSPV-PSOE en Benidorm. Puig integra en este organismo a perfiles jóvenes y a las diferentes familias del partido tras un cónclave con pocos sobresaltos y aire festivo.

El plenario que se ha montado en el auditorio del Hotel Bali estaba hasta la bandera para recibir a los nuevos miembros de la ejecutiva, a Puig y al secretario general y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que ha arropado a la federación valenciana en esta clausura del Congreso.

Tras un homenaje a Carmen Alborch, los socialistas valencianos han puesto el broche final al cónclave del que sale la tercera ejecutiva de Ximo Puig al frente del PSPV: menos cargos, más mujeres y novedades orgánicas como las dos vicesecretarías generales con Ana Domínguez y Manolo Mata al frente.

La ejecutiva cuenta con cuatro cargos del llamado «abalismo», el grupo de dirigentes afines al exsecretario de Organización, José Luis Ábalos. El sábado por la mañana se producía el «desplante» a Puig, cuando el exministro y la secretaria general de la provincia de Valencia, Mercedes Caballero, abandonaROn el plenario mientras intervenía el secretario general.

La falta de acuerdo para la integración de dirigentes de este sector en los órganos del partido ocasionó que se rumoreara la posibilidad de una lista alternativa a la del president. Finalmente, no hubo ni votos en contra al informe de gestión, ni lista de los «abalistas», y las propuestas de Puig han sido aprobadas con una media del 90% de los apoyos y sin votos en contra.

Con estos mimbres, Puig se ha subido al estrado del Espai Maria Cambrils este domingo. «Tenemos que tener claro siempre que ahí fuera hay mucho que hacer. El espíritu del 40 Congreso debe ir hasta la última agrupación porque tenemos tanto trabajo por delante, tenemos una tarea tan intensa que no podemos perder el tiempo en auténticas chorradas», ha agregado.

Es más, ha querido dejar claro que «no hay en la Comunitat un proyecto político más sólido» que el que sale del congreso de Benidorm y ha alabado al PSOE como partido en el que «por la puerta entra la mayoría de la sociedad mientras por las ventanas de otros no». «No pedimos carné para entrar, solo tenemos reservado el derecho de admisión para los intolerantes», ha manifestado.

Como colofón al Congreso, Puig ha recibido las alabanzas del secretario general y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que ha recordado que en las conferencias de presidentes autonómicos pudo «descubrir a la persona» además de al político y ha puesto el ejemplo de Ximo Puig.

DEL FESTIVAL AL RESORT

El Congreso del PSPV-PSOE en Benidorm llega apenas un mes después del del PSOE en València. Ambos cónclaves han transcurrido con pocos sobresaltos y sin oposición a los secretarios generales, y discurrieron en ambientes más bien festivos.

Los aires de festival que se respiraban en Feria Valencia, entre conciertos, paellas gigantes y ‘foodtrucks’ han dado paso a conversaciones entre las piscinas del Hotel Bali y reuniones «de altura» en la planta 40 del hotel más alto de Europa, donde se han tomado las decisiones que han configurado este nuevo PSPV.

El sector turístico, al que los socialistas han querido hacer un guiño al trasladar su congreso a Benidorm, ha dado una de las imágenes del fin de semana. Y es que mientras los turistas que pasaban sus vacaciones en el Bali se tostaban al sol y se bañaban en las piscinas aprovechando los 20 grados de este fin de semana de noviembre, colas de cargos socialistas bastante más abrigados esperaban para acceder a los plenarios y los diferentes actos.