lunes, 6 diciembre 2021 06:26

Escrivá defiende el acuerdo sobre el MEI para evitar el recorte de las pensiones en el futuro

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha defendido este lunes el acuerdo alcanzado con la Unión General de Trabajadores (UGT) y Comisiones Obreras (CCOO) sobre el mecanismo de equidad intergeneracional (MEI), que sustituirá al actual factor de sostenibilidad y evitará «un recorte muy importante» de las futuras pensiones.

En declaraciones a los medios tras conocerse el acuerdo, el ministro ha explicado que con la introducción del MEI, aprobado sin el respaldo de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), se evita una recorte de entre el 2 y el 3% para los futuros pensionistas.

«Ahí esta la esencia del MEI, el concepto. El factor de sostenibilidad supondría para un joven con una pensión de 1.500 euros que al final de su vida laboral se recortaría en 300 euros», ha dicho el ministro.

Con el MEI, que comenzará a aplicarse en 2023, se pretende ir proveyendo el fondo de la Seguridad Social y se prevé que haya un colchón de unos 50.000 millones de euros para 2032, según las estimaciones compartidas este lunes por el ministro.

SIN PROPUESTAS DE LA CEOE

La patronal se ha descolgado esta mañana de las negociaciones y el acuerdo se ha cerrado, por tanto, sin la firma de los empresarios. Escrivá se ha preguntado en sus declaraciones a los medios «qué elementos» han llevado a la CEOE a oponerse, ya que estos también firmaron el acuerdo del pasado 1 de julio sobre los plazos del MEI.

«Nuestra expectiva era, y así lo hemos intentando, que entraran en el acuerdo (…). No hemos recibido ninguna propuesta por parte de la CEOE de qué elementos querrían operar para sustituir», ha asegurado el ministro.

El MEI eleva el aporte de las cotizaciones sociales a 0,6 puntos porcentuales en las cotizaciones sociales, que quedarán repartidas en 0,5 para la empresa y un 0,1 para el empleado, como han informado los sindicatos tras el acuerdo.

Por su parte, Escrivá ha sostenido que se trata de «una subida muy pequeña de cotizaciones sociales» y ha defendido que «España no tiene un problema de costes laborales».

«En términos de costes de las cotizaciones sociales sobre el producto interior bruto (PIB), España está por debajo de 14 puntos PIB. Es muy importante que nuestros costes laborales estén por debajo de los países de nuestro entorno», ha afirmado.

Esta medida está diseñada para afrontar el gasto que supondrá el pago de pensiones a los ‘baby boomers’, los nacidos entre 1958 y 1977. En este periodo nacieron casi 14 millones de personas, 2,5 más que en los veinte años anteriores y 4,5 millones más que en los veinte años siguientes.

COMPOSICIÓN DEL MEI

El MEI constará de dos componentes. El primero consistirá en la reactivación del Fondo de Reserva de la Seguridad Social mediante una aportación finalista entre 2023 y 2032, como ha anunciado el Ministerio.

Esa aportación será de 0,6 puntos porcentuales de la cotización por contingencias comunes, y estará repartida entre la empresa y el trabajador «con la misma distribución que en las cotizaciones sociales».

Su función será actuar como «válvula de seguridad» del sistema a partir de 2033, en el caso de que haya un desvío de la previsión de gasto en pensiones para 2050. Si esto no ocurriera, no se aplicará ninguna medida y se planteará la utilización de los recursos del Fondo de Reserva para reducir las cotizaciones sociales o mejorar la cuantía de las pensiones, agrega el comunicado.

El acuerdo alcanzado este lunes también contempla que si a partir de 2033 se aprecia en los Informes de Envejecimiento (Ageing Report) de la Comisión Europea una desviación de la previsión de gasto en pensiones a 2050 respecto al informe de 2024 (que se usará como referencia), se utilizará este Fondo, con un límite de disposición anual del 0,2% del Producto Interior Bruto (PIB).

En caso de ser insuficiente, el Gobierno negociará con los interlocutores sociales para su elevación al Pacto de Toledo. El objetivo será llegar a una propuesta equilibrada que se dirija a reducir el porcentaje de gasto en pensiones en términos de PIB o a incrementar el tipo de cotización u otras fórmulas alternativas para aumentar los ingresos, según indica el Ministerio en el comunicado.