domingo, 5 diciembre 2021 10:18

El Gobierno de Navarra no contempla limitar la movilidad de personas no vacunadas

El vicepresidente primero y consejero de Presidencia, Igualdad, Función Pública e Interior del Gobierno de Navarra, Javier Remírez, ha indicado que el Ejecutivo foral no pretende implantar medidas que «afecten a los derechos fundamentales», como las aprobadas recientemente en Austria y que contemplan el confinamiento de personas no vacunadas.

Así lo ha indicado en respuesta a los periodistas tras una rueda de prensa, donde ha sido preguntado por las medidas que está contemplando el Ejecutivo foral debido al repunte de casos positivos de Covid-19. En respuesta a si se van a implantar medidas como las aprobadas en Austria, el vicepresidente ha respondido que, aunque «ningún escenario se pueda cerrar», en Navarra no se contempla esa situación. Según ha indicado, el Gobierno solo implantaría medidas en los espacios de acceso público. «No estamos en ese escenario, afortunadamente la situación de España y de Navarra es mejor que la de otros países europeos», ha subrayado, tras realizar un llamamiento a «la máxima responsabilidad por parte de la ciudadanía».

«Está claro dónde se producen los escenarios de mayor riesgo: en espacios cerrados, donde conviven personas que exceden a la propia unidad convivencial, y donde existen condiciones en las que se relajan las medidas preventivas tanto de distancia como de uso de mascarillas, sobre todo a la hora de consumir comidas o bebidas», ha explicado. En este sentido, ha indicado que el Gobierno de Navarra «está trabajando y contactando con los distintos sectores donde se producen o se pueden producir esos escenarios de mayor riesgo», como es el ocio nocturno.

Según ha indicado, el Ejecutivo se reunirá esta semana con el sector hostelero y cultural «para evaluar la situación y, entre todos, tratar de acertar con las medidas». Unas medidas «quirúrgicas, concretas, y que vayan a atajar esos escenarios», que «generan mayor riesgo en personas que no han cumplido con la pauta completa de vacunación». Por ello, ha insistido en la necesidad de cumplir con la recomendación de vacunarse. Remírez ha subrayado que, en cualquier caso, las medidas habrán de tener «el aval judicial, además de ser ser «necesarias» y «proporcionadas».

También ha destacado que «hay una labor no solo de coordinación y contacto» con los sectores implicados, sino también con el Ministerio de Sanidad y otras Comunidades Autónomas, especialmente las limítrofes» para «hacer un diagnóstico compartido de la situación».

«Vamos a ver cómo evoluciona la semana, vamos a ver los informes y las conclusiones de los profesionales de Salud Pública, que siempre nos ha guiado a la hora de tomar decisiones», ha apuntado Remírez, tras añadir que esta semana servirá para «contrastar opiniones» y de objetivar, y que posiblemente se tomará una decisión «si no es a finales de semana, a principios de la que viene».