jueves, 2 diciembre 2021 11:09

La policía detiene a dos jóvenes que atracaban salas de juego

Los salones de juego y las casas de apuestas en España, tienen un problema menos, desde que el cuerpo de la Policía Nacional detuviera este mes de noviembre a los cabecillas de una banda que se dedicaba a robar en salas de apuestas y salones de juego.

Los detenidos, líderes del grupo, son dos jóvenes de 17 y 19 años, este último con antecedentes penales.

La operación Golden se suma a otros operativos de este estilo

La operación Golden que así se nombró a la operación que dio como resultado la detención de los dos jóvenes a principios de mes, tras mas de 10 meses de investigaciones, estaba liderado por el Grupo XIII de la Brigada de Policía Judicial de Madrid, especialistas en atracos con violencia y en los que se emplean armas.

Los delincuentes usaban el mismo modus operandi en todos los atracos, robando un vehículo, primeramente, y de preferencia de la marca Seats Ibiza. En tres ocasiones tras el robo de salones de juegos, llegaron a atracar en tres estaciones de servicio en Getafe, Vicálvaro y Vallecas.

El menor de edad siempre era el encargado de estudiar el movimiento de las salas de juego y para tener bajo control, las posibles medidas de seguridad, para posteriormente saltárselas.

Llegaban a tener todo tipo de detalles en cuanto a rutina de empleados, ubicación de las cajas de recaudación, días en los que la recaudación era mayor, retiradas de efectivo del establecimiento, etc.

Aunque se tiene constancia de que llegaron a atracar en 7 salones de juegos, es probable que el número aumente según avancen las investigaciones y los interrogatorios.

La operación Golden no ha sido la única que ha desmantelado a grupos de atracadores de casas de apuestas y locales de juego, en la zona del corredor del Henares, la policía Nacional en colaboración con la Guardia Civil, ya detuvo a 6 atracadores en otra ocasión que utilizaban armas de fuego y armas blancas de grandes dimensiones para intimidar al personal de los establecimientos.

A este grupo en concreto se les responsabiliza de al menos 5 atracos entre Madrid Capital, Daganzo y Cuenca, solo a salas de juego y apuestas.

Gracias a que tres de ellos atracaron en una clínica veterinaria en Madrid donde dejaron a maniatada a una trabajadora tras llevarse la caja fuerte del establecimiento, la policía pudo atar cabos y relacionarles con el grupo de atracadores en las salas de apuestas.

En el momento de su detención, en Alcalá de Henares, se les incautó las armas blancas de grandes dimensiones que identificaron las victimas en todos los atracos, armas extensibles, y la caja fuerte del centro veterinario escondido dentro de un trasportín de mascotas.

Su forma de actuar siempre era la misma, dos atracadores esperaban en la puerta, uno en el coche y el resto se dedicaban a intimidar al personal en ocasiones usando la violencia y encañonando un arma de fuego.

Da la circunstancia que uno de los detenidos se encontraba en busca y captura por el juzgado de Marbella.