domingo, 5 diciembre 2021 14:54

¿Puede el desabastecimiento limitar las cestas de Navidad?

Los problemas de suministros a nivel global podrían hacer que muchas empresas este año se quedaran sin lotes navideños con los que premiar a sus trabajadores

Las cestas de Navidad cuya tradición en España está bastante arraigada, se compone principalmente de productos navideños elaborados en nuestro país, además de embutidos, vinos y cavas. Esto en principio podría hacer creer que la crisis de suministros global no tiene por qué afectar a esta tradición navideña, sin embargo, siempre queda la duda entre los consumidores.

No obstante y a pesar de la posible crisis de suministros y la subida de precios por el desabastecimiento general, hay empresas como MiCesta.com donde no se subirán los precios y se mantendrá la excelente calidad por la que es reconocida. Esta empresa sigue ofreciendo como cada año sus lotes de Navidad y cestas gourmet para regalo al precio y la calidad de siempre.

Sea como fuere, para asegurarse los pedidos lo más acertado sería hacerlos con antelación, de esta forma también se podrá planificar mejor la fecha de entrega y el tipo de lote que se quiere regalar. Se trata de un regalo que muchos empleados esperan cada año pues significa mucho más que un lote de productos navideños.

Los lotes de Navidad más deseados

En unas navidades marcadas por el teletrabajo, la mayoría de las empresas enviarán a sus trabajadores los lotes de navidad domicilio. Se prevé que este tipo de pedidos aumente un 30% con respecto al año anterior, de ahí que muchas empresas ya estén reservando sus cestas y diferentes lotes de cara a estas Navidades.

Y es que los lotes de Navidad son mucho más que un detalle que la empresa tiene con el trabajador. Su significado es más profundo, pues hace que los empleados se sientan reconocidos, valorados y gratificados por su esfuerzo y compromiso con la empresa. Esto a su vez se traduce en mayor productividad y lealtad, a la par que una mayor sensación de cohesión y seguridad. Las repercusiones son todas positivas, no solo para el trabajador sino también para el empresario.

Por otra parte, cuando lo que se busca es una cesta de Navidad original hay que adelantarse a la hora de hacer el pedido, pues se trata de productos exclusivos que no son tan fáciles de garantizar, bien porque no hay un stock tan amplio como en otros artículos, o bien porque los problemas de suministros de los que se han hablado complican su disponibilidad. Esto unido a que se trata de un año en el que todavía la pandemia se resiste a desaparecer y hay un gran número de empleados trabajando en remoto desde casa, es bueno para la moral de los mismos recibir un detalle de este tipo que les recuerde que la empresa sigue velando por sus puestos de trabajo.

Una tradición que podría resentirse

España es de toda Europa el país con mayor tradición en cuanto a cesta de Navidad. En la mayoría de los casos, estos lotes contienen una selección de dulces navideños (turrones, polvorones, mantecados, roscones, bombones, etc.), embutidos, vinos y cavas. Todos ellos productos ideales para compartir con familia, amigos y allegados. Ahora bien, los problemas de desabastecimiento que se están dando a nivel global podría impedir su distribución.

A la vista está que hay una crisis de suministros que está provocando una escasez puntual de determinados productos. Se están produciendo retrasos en las entregas y esto abre la puerta al miedo de los comercios a tener las estanterías vacías precisamente durante la época de mayor consumo: las Navidades. Desde sectores como el de los juguetes, pasando por los artículos de electrónica y otro tipo de productos, se están viendo afectados por apagones puntuales de energía y roturas de stock.

Por otro lado, las grandes compañías y las previsiones económicas de los principales organismos internacionales ya incluyen los problemas en las cadenas de suministro como uno de los factores que están desacelerando la actividad. Un ejemplo de ello es el hecho de que al menos dos tercios de las empresas industriales en Alemania sufren cuellos de botella, problemas de producción e incapacidad para hacer frente a los pedidos.

También en zonas industriales de nuestro país se están dando paradas intermitentes de producción debido a la escasez de semiconductores y microchips. Lo mismo ocurre en otros países europeos donde todo tipo de fábricas están bajando la producción por problemas con la maquinaria que impiden su funcionamiento y esto afecta a su vez a todo tipo de productos manufacturados y procesados.

Por este motivo y de cara a evitar un posible desabastecimiento de productos, muchas empresas están reservando ya sus lotes navideños con antelación. No solo se garantizan el precio y la calidad, sino también la posibilidad de ofrecer a sus empleados un regalo que seguro esperan con ilusión y que sin duda fortalecerá su relación laboral.