domingo, 5 diciembre 2021 04:58

Ribera: «Ningún grupo empresarial español está dispuesto» a abrir un ciclo completo de energía nuclear

el corte ingles

La ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha dejado claro este lunes que «ningún grupo empresarial español está dispuesto» a abrir un nuevo ciclo de centrales nucleares de 40 años de duración. Ha intervenido en la jornada sobre despoblación que acoge el campus turolense de la Universidad de Zaragoza.

«No hay ninguna voluntad ni nadie del sector ha pedido reabrir el debate para un ciclo completo», ha aseverado la ministra, apostando por «completar la estrategia» del Gobierno de España y promover la eficacia y la eficiencia, la penetración de las energías renovables y otras soluciones. «Somos un país enormemente rico en recursos», ha añadido.

«Acometer el alargamiento» varios años, salvaguardando la seguridad nuclear, «es posible», pero «pensar en un ciclo de 40 años requiere una inversión casi equivalente a invertir en una nueva central», a lo que no está dispuesto ninguna empresa española, ha aseverado, lo que «está bastante alineado con otros países».

En declaraciones a los medios de comunicación, Teresa Ribera ha ironizado al decir que el presidente del PP, Pablo Casado, «un día pide que cortemos el gas y otro que abramos centrales nucleares», apostillando que «es un poco oscuro» el interés del líder de los ‘populares’ en relación al modelo energético.

Ha afirmado que el calendario de «cierre progresivo» pactado entre los propietarios de centrales nucleares «fija un calendario razonable que da holgura para la transformación del sistema energético», insistiendo en que los propietarios han transmitido «las grandes dudas que les genera entrar en un ciclo completo».

Ribera ha explicado que en Europa los expertos han identificado una «taxonomía verde» de cara a la descarbonización para aplicar la discriminación positiva, de forma que los inversores pueden saber qué inversiones son más rentables teniendo en cuenta este criterio, pero Francia y Alemania consideran que el gas natural y la energía nuclear deberían incluirse, respecto a lo que ha dicho que «una cosa es que se pueda seguir invirtiendo en gas natural y nuclear y otra que merezcan clasificarse como verdes».