sábado, 27 noviembre 2021 12:47

Valencia eliminará este curso las recuperaciones en la ESO

La Generalitat Valenciana ha asegurado que está «de acuerdo desde el primer momento» con la desaparición de los exámenes de recuperación en la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) por lo que ha manifestado su intención de eliminarlos ya en este mismo curso una vez se publique el Real Decreto de evaluación, promoción y titulación en Primaria, Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional que ha aprobado este martes el Consejo de Ministros.

Fuentes de la Conselleria de Educación han manifestado que están «a favor desde el primer momento de la eliminación de los exámenes de recuperación de ESO para adoptar medidas más efectivas que acompañen al alumnado y dediquen una atención personalizada en cada caso».

En este sentido, argumentan que, «si tras una evaluación continua y colegiada del equipo docente a lo largo de todo el curso, se decide que el alumno o alumna no ha superado la asignatura carece de sentido hacer una semana después un examen extraordinario». Por ello, la voluntad de la administración valenciana es, una vez se publique el decreto de evaluación, eliminar las pruebas extraordinarias de ESO ya este mismo curso en el sistema educativo valenciano.

En la misma línea, desde el departamento que dirige Vicent Marzà se muestran a favor del nuevo decreto de evaluación que despliega la LOMLOE y que establece que en el caso de la ESO las decisiones sobre la promoción del alumnado de un curso a otro, serán adoptadas de forma colegiada por el equipo docente, atendiendo a la consecución de los objetivos, al grado de adquisición de las competencias establecidas y a la valoración de las medidas que favorezcan el progreso del alumno o alumna.

REPETICIÓN DE CURSO «EXTRAORDINARIA»

La Conselleria defiende que la repetición de curso debe ser «extraordinaria y solo tiene que darse cuando sea beneficiosa para el progreso educativo del alumnado».

Por tanto, inciden, «es el equipo docente, de forma colegiada, quien, a través de la evaluación continua del alumno, dispone de todos los elementos para establecer si lo más conveniente es que el alumno o alumna permanezca un curso más en el mismo nivel o promocione de curso con materias no superadas».

En este segundo caso, apuntan el alumnado deberá alcanzar los contenido pendientes a lo largo del siguiente curso y para ello contará con un plan de refuerzo.

Por su parte, la ministra de Educación y FP, Pilar Alegría, confía en que las comunidades autónomas puedan aplicar ya los nuevos criterios de evaluación, promoción y titulación en todas las etapas educativas porque, según ha recalcado, ya los conocían tras la aprobación de la nueva ley educativa (la LOMLOE) hace casi un año.

«No me cabe ninguna duda de que las administraciones educativas de todas las comunidades autónomas van a tener los medios claros y absolutos para poder llevar a cabo esta nueva evaluación que conocen desde que se aprobó la nueva ley educativa», ha asegurado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

«El Real Decreto no hace otra cosa que desarrollar una ley educativa aprobada por mayoría absoluta hace aproximadamente un año, donde se declaraba cuál era la nueva evaluación a la que se acogía la LOMLOE», ha recalcado la ministra al respecto.

«BAJO EL PARAGUAS DEL CONSENSO»

Además, ha aclarado que, en el marco de la negociación y el diálogo que el Ministerio ha llevado a cabo con las distintas comunidades para el desarrollo de la ley, su Departamento «siempre» ha intentado realizar ese tipo de conversaciones «bajo el paraguas del consenso».

Alegría también ha defendido el cambio de criterio del Ministerio con respecto a los exámenes de recuperación de junio y/o septiembre en la ESO. La ministra declaró a finales de septiembre que dejaría en manos de las comunidades autónomas el mantenimiento o supresión de las pruebas extraordinarias de Secundaria durante este curso, como medida transitoria, con el fin de que en el próximo curso ya se eliminasen en toda España. Sin embargo, Educación cambió de parecer hace pocas semanas, fijando su eliminación en toda España desde este mismo curso.

«Cuando este Ministerio redactó el Real Decreto de evaluación, introdujimos la posibilidad de que las comunidades autónomas de manera transitoria durante este curso escolar actual los mantuviesen (…), pero recibimos el informe del Consejo de Estado, que nos hizo una apreciación esencial considerando que esta decisión no iba acorde con la Disposición Final de la LOMLOE», ha explicado la ministra.