sábado, 27 noviembre 2021 13:09

Bazán Abogados está formada por abogados de propiedad horizontal que gestionan reclamaciones por ruido

Tener que convivir con vecinos ruidosos que no respetan los horarios de descanso es un hecho que hace la vida más incómoda. Por esta razón, la normativa vigente castiga la realización de actividades que puedan resultar molestas y excedan recurrentemente los límites de potencia de sonido permitidos, los cuales se miden en decibelios.

Cuando las vías amistosas no conducen a ningún lado, la opción que queda es presentarse ante el ayuntamiento y recurrir al asesoramiento profesional de los especialistas. En ese sentido, el despacho Bazán Abogados brinda soluciones para quien busca abogados propiedad horizontal.

La ley protege el descanso y establece límites para los ruidos

Las leyes vigentes amparan a los vecinos que sufren de ruidos molestos. La Ley de Propiedad Horizontal expone que el ocupante de un piso no puede contravenir las disposiciones generales sobre actividades insalubres y molestas.

Por otra parte, el tema se menciona tanto en la Ley de Arrendamientos Urbanos como en la Ley de Ruidos. Además, existen decretos y ordenanzas municipales, que dependen de cada ayuntamiento y comunidad.

El primer paso a seguir es localizar el ruido. Cada comunidad autónoma fija la cantidad de decibeles permitidos en cada momento del día y estos límites de horario varían en días festivos. Todos los abogados propiedad horizontal aconsejan que el segundo paso debe ser el de entablar una conversación amistosa con el vecino.

Es frecuente que alguien no tenga dimensión de lo que se escucha fuera de su piso, por lo cual la vía amistosa puede ser exitosa. Sin embargo, de no prosperar, el siguiente paso es acudir al presidente de la comunidad, para que este requiera el cese de las actividades y ruidos que resultan molestos, según establece la Ley de Propiedad Horizontal.

Resolver un conflicto por ruidos molestos por vía judicial

Si el conflicto persiste, se debe proceder a la instancia judicial con el apoyo de abogados propiedad horizontal. Para sustentar una demanda se necesitan pruebas. En estos casos, es necesario medir los ruidos que sobrepasen el límite permitido por ley. Esa tarea, para tener valor legal, tiene que ser realizada por una empresa que se especialice en mediciones acústicas.

Por otro lado, la prueba debe ser contundente, el ruido debe producirse de forma continua durante varios minutos u horas. Las reparaciones, indemnizaciones y medidas que puede disponer la justicia varían en relación con la gravedad de cada caso.

Cuando un conflicto vecinal no puede resolverse por vía amistosa, lo más recomendable es recurrir a especialistas abogados propiedad horizontal como los del despacho de Bazán Abogados, que cuentan con años de experiencia en casos de este tipo.