martes, 30 noviembre 2021 02:14

Camps anuncia recurso ante el TJUE por su «persecución judicial» de 12 años

El ‘expresident’ de la Generalitat y del PPCV Francisco Camps ha anunciado este miércoles que recurrirá ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea su «persecución judicial» en los últimos 12 años, tras el archivo de la novena causa de las diez abiertas contra él, y ha afirmado que sigue a disposición del partido para desarrollar todo su «potencial».

«Seguiré en el PP hasta que me muera», ha dicho en una rueda de prensa en un hotel de València convocada por el sobreseimiento provisional de las actuaciones por el contrato por el que la Generalitat asumió en julio de 2011 –en sustitución de Bancaja– la condición de avalista de Valmor, empresa que organizaba la celebración de la Fórmula 1 en la ciudad.

Esta era la última causa que seguía abierta por presuntas irregularidades en torno a la carrera, con lo que le queda una de las seis separadas del caso Gürtel por los contratos menores que la Generalitat adjudicó a Orange Market.

Camps se ha mostrado satisfecho y feliz por el archivo de la F1 y ha asegurado que esta competición en València fue «un éxito rotundo y absoluto», para preguntarse «por qué los gobiernos de izquierda siguen apostando por la Fórmula 1 en Barcelona» y reiterar que el Ayuntamiento de València debe cobrar a los promotores del PAI del Grao por la construcción del circuito.

En la comparecencia, junto a su abogado del despacho donde trabaja, ha avanzado un recurso extraordinario ante el TSJUE para denunciar lo que entiende como una «persecución judicial» desde 2009, un recurso que se centrará en la causa que le queda pendiente de Gürtel.

Camps augura que este proceso pendiente se alargará hasta las elecciones de 2023 y ha subrayado que, desde la conocida como ‘causa de los trajes’, en la que fue juzgado y le absolvió un jurado popular, la resolución de los casos que le afectan siempre coincide con unos comicios.

ACUSA A PUIG DE PERSEGUIRLE

Durante su intervención de más de hora y media ha hecho un repaso de su periplo judicial desde los trajes, que ha insistido en que pagó, y ha apuntado a Fiscalía Anticorrupción y al jefe del Consell y líder del PSPV, Ximo Puig, como responsables de «una estrategia política de persecución a Francisco Camps».

A Puig le ha acusado de utilizar en la oposición los abogados del grupo socialista y después a la Abogacía de la Generalitat, además de exigirle que pague 800.000 euros por costas judiciales. «No ha pasado nunca en la historia de un presidente de la Generalitat: está obsesionado», ha criticado.

También se ha quejado de los años de «escraches, investigaciones, testimonios y registros policiales» y de los intentos de vincular estas causas con una presunta financiación irregular del PP, así como de los exjueces de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón y José de la Mata. Y ha acusado a Anticorrupción de realizar una instrucción «sumarísima» para intentar mantenerlo como «imputado permanente».

«Se han roto todas las reglas. Llevo 11 años en los juzgados diciendo lo mismo y siempre me han dado la razón», ha recalcado, para asegurar que fueron años «muy duros» y siguen siéndolos y que afronta lo que le queda «con deportividad» porque quiere «pelear hasta el final».

«UNO ES POLÍTICO HASTA QUE SE MUERE»

Al margen de los tribunales, Camps ha hecho hincapié en que «nunca» ha dejado ni dejará la política porque «uno es político desde que nace hasta que se muere» y él no ha «hecho otra cosa» en su vida., Por eso ha prometido que seguirá en el PP hasta que se «muera», ha destacado que en 2022 cumple 40 años en el partido y se ha puesto a su disposición: «Me encantaría tener un cargo donde desarrollar todo el potencial que creo que tengo».

Tras recordar que ganó tres veces por mayoría absoluta, algo que ve difícil ahora por la fragmentación política, ha sostenido que la dirección del PP es consciente de su oferta «general y permanente» y que él se mantiene «sereno y fuerte».

Camps se ha mostrado «encantado» de sus ocho años al frente de la Generalitat, mientras ha criticado que el gobierno actual del Botànic ha aumentado la deuda y «confiscado dos hospitales» por la reversión a gestión pública de los departamentos de La Ribera y Torrevieja.

«PODRÍA HACER UN BUEN PAPEL COMO ALCALDE»

Sobre la Alcaldía de València, ha augurado que en 2023 la ganará el PP, «probablemente con Vox», y ha defendido que «cualquier candidato» tendrá su apoyo, aunque él piensa que puede «hacer un buen papel como candidato y como alcalde». Ha añadido además que la gente le para «constantemente» por la calle y que él «no haría nunca nada en contra del PP».

Sobre trato del PP hacia él, Camps ha afirmado que «siempre» le han tratado bien aunque «ahora el cambio radical es que es público» y por eso decidió asistir a la reciente Convención Nacional en la plaza de toros de València.