miércoles, 8 diciembre 2021 19:15

Baja el tremor volcánico y sigue la tendencia a la baja en SO2 combinada con «episodios» explosivos

El tremor volcánico ha empezado a descender otra vez en la zona de Cumbre Vieja –se sitúa en nivel bajo– y sigue la tendencia a la baja en la emisión de dióxido de azufre SO2, con valores subestimados de entre 16.000 y 32.000 toneladas diarias, que se combinan con «episodios» explosivos propiamente estrombolianos, con la emisión de mucha cantidad de piroclastos, especialmente en la tarde de este miércoles.

En rueda de prensa, la vulcanóloga del Instituto Geográfico Nacional (IGN), Carmen López, ha comentado que lo importante para analizar la evolución de la erupción son las tendencias, que siguen «de forma descendente» a vista de satélite, por lo que hay que esperar para saber si los episodios explosivos son «aislados» o se consolidan.

En esa línea, ha comentado que la intensificación de la actividad volcánica es «normal» en la dinámica propia de una erupción, subrayando que la sismicidad, incluso, también ha iniciado una tendencia descendente a niveles intermedios por más que este miércoles haya sido una de las jornadas más sentidas por la población. Además, la deformación se mantiene también en rasgos estables, ha señalado.

En cuanto a la calidad del aire, ha dicho que la nube de ceniza y dióxido de azufre girará al este la próxima madrugada, lo que complicará la navegación aérea en la isla y no se descarta que también haya afecciones en La Gomera y Tenerife, aparte de que se prevén lluvias al norte y este de la isla –hay aviso amarillo–.

López ha indicado, asimismo, que la emisión difusa de dióxido de carbono (CO2) registra valores por encima de los niveles de fondo, entre 2.300 y 2.500 toneladas diarias, y el aire se sitúa en calidad regular en Puntagorda y buena en el resto de estaciones en cuestión de dióxido de azufre. En cuanto a las PM10, está en nivel desfavorable en Los Llanos de Aridane.

Francisco Prieto, técnico del Pevolca, ha reconocido que el volcán «no da excesiva tregua» porque los indicadores fluctúan cada día.

Ha indicado que la afección de hectáreas se mantiene en las contabilizadas este miércoles –1.037,17– y el ancho entre coladas ronda los 3.200 metros.

Sobre la colada que se originó este miércoles y avanza en paralelo a la número cuatro, ha señalado que «avanza lentamente y recoge aporte de material», ocupando nuevos terrenos, pero desconoce si finalmente llegará al mar –está situada a unos 300 metros de la costa–.

En cuanto al número de albergados, se sitúan en 483, uno menos que este miércoles, al salir una persona del hotel de Fuencaliente. Así, 416 se hospedan en el hotel de Fuencaliente y 67 en Los Llanos de Aridane más otras 43 personas dependientes atendidas en centros sociosanitarios insulares.