domingo, 28 noviembre 2021 10:11

El CEUC rechaza la normativa del Ministerio pero se opone a las movilizaciones

el corte ingles

El Consejo de Estudiantes de la Universidad Cantabria (CEUC) ha rechazado «frontalmente» las nuevas leyes del Ministerio de Universidades, la Orgánica del Sistema Universitario (LOSU) y la de Convivencia Universitaria (LCU), pero ha mostrado su oposición «total» a las movilizaciones y paros académicos convocados hoy en las universidades españolas por el Consejo de Estudiantes Universitario del Estado (CEUNE), la Coordinadora de Representantes de Estudiantes de las Universidades Públicas (CREUP) y otras organizaciones.

En un comunicado, el CEUC ha afirmado que «la solución» no es convocar un paro académico y movilizaciones «deprisa y corriendo», poniendo «en el mismo nivel» a Consejos de Estudiantes con «organizaciones que no tienen representación institucional en ningún lado y que tan solo se representan a sí mismas y a sus intereses».

«No podemos apoyar unas movilizaciones que solo representan a una minoría del estudiantado y que tienen una marcada línea de pensamiento, buscando intereses políticos y partidistas. Pensamos que esta lucha es transversal y que los estudiantes tenemos que hacernos valer, trabajando unidos», ha señalado.

La institución estudiantil basa su rechazo a la normativa impulsada por el departamento del ministro Manuel Castells porque, en su opinión, no buscan el progreso de la universidad y el bienestar del estudiantado, sino que, en el caso de la LOSU, «lo único que va conseguir» es mermar la representación del alumnado.

La oposición del Consejo a la LCU se fundamenta en trata a los alumnos «como ciudadanos de segunda» al no contemplar mecanismos de mediación que defiendan la figura del estudiante. El CEUC valoraba negativamente el texto antes de que la enmienda de ERC fuera aprobada, pero ésta, «pactada en los despachos, dando la espalda a los estudiantes, remata lo peor», han aseverado.

El Consejo sostiene que «la gran solución» es una representación estudiantil fuerte, «que haga oposición y no caso omiso a las señales obvias. Valorando que, a lo largo de estos meses, cuando se sabía en qué iba a desembocar toda esta situación, los representantes de los estudiantes solo hicieron seguidismo al ministro», ha concluido.