jueves, 2 diciembre 2021 17:44

El CSN presenta su plan estratégico 2020-2025 y prepara un nuevo código ético

el corte ingles

El presidente del Consejo de Seguridad Nuclear, Josep María Serena, ha presentado este jueves el Plan Estratégico 2020-2025 el organismo regulador que se centrará en este lustro en la transparencia y la rendición de cuentas ante la sociedad porque «deben ser los ciudadanos los principales beneficiarios» de la actividad reguladora. El regulador atómico prepara además un nuevo código ético que publicará en 2022.

Serena ha destacado que el plan estratégico enfatizará la preservación del conocimiento, de las capacidades tecnológicas y operativas a través de la inversión en formación continua del capital humano. Serena ha mencionado el nuevo código ético del CSN: «Todo plan, toda estrategia, toda acción humana, ha de fundamentarse en la ética como el suelo sobre el que edificar la toma de decisiones».

El Plan se apoyará en cinco objetivos principales para alcanzar las metas orientadas a la seguridad nuclear y radiológica e incluye una serie de indicadores de rendimiento para hacer un seguimiento ágil y medible, así como un análisis de la consecución de esos objetivos.

La jornada de presentación, dirigida a grupos de interés especializados y con conocimientos de cuestiones relativas a la seguridad nuclear y radiológica así como al público en general, era una recomendación del Comité Asesor para la información y participación pública.

El plan se centra en cinco objetivos, el primero de ellos el mantenimiento de una supervisión efectiva de las actuaciones de los titulares de las instalaciones o actividades, focalizada en los aspectos más relevantes para la seguridad; el segundo buscará aumentar la eficiencia y la eficacia en la realización de las funciones y competencias del CSN; asegurar que el CSN mantiene y mejora sus capacidades de respuesta ante situaciones de emergencia, así como fortalecer sus capacidades en materia de seguridad física.

El cuarto pilar del plan estratégico quinquenal será fomentar en los trabajadores del CSN el aumento del compromiso y sentido de pertenencia en la organización y, finalmente, mejorar la percepción de la actividad del regulador por la ciudadanía y por los grupos de interés a través del rigor, la veracidad y la fiabilidad.

El jefe de la Unidad de Planificación, Evaluación y Calidad, Iván Recarte, ha añadido que el plan define la misión y la visión del regulador y establece las actividades necesarias para lograr los objetivos, al tiempo que fija indicadores de rendimiento que permiten hacer un seguimiento ágil y medible así como un análisis de la consecución de dichos objetivos y actividades por parte del CSN.

Por su parte, la jefa de Gabinete de Secretaría General del CSN, Isabel Villanueva, ha expuesto las líneas principales del Código Ético del Consejo, que pasa desde la identificación de valores de la organización y su articulación en la práctica profesional individual y colectiva, hasta la consolidación del clima de confianza en el CSN pasando por la promoción de las actitudes que se mejor se adaptan a la labor del regulador como es velar por la seguridad nuclear y la protección radiológica.

Villanueva ha añadido que el regulador está elaborando una nueva versión del código ético, que se publicará el próximo año, tras estudiar el contenido de los de otros reguladores homólogos internacionales y otros organismos públicos y que recoge, además, comentarios y sugerencias formulados por el personal del CSN.